lunes, 7 de noviembre de 2005

Tú, tú y tú a dar clases de ética

Estas son las palabras que les ha dicho Bush al personal de la Casa Blanca, que tendrán que pasar una semanita asistiendo a clases de ética. Y todo porque no quiere que su personal más cercano sean unos bocachanclas y se les vaya la lengua como en el caso Plame.

Ya me estoy imaginando las clases, con esas frases patrióticas, besando a la bandera, prometiendo con la mano en la biblia que no hablarán más de la cuenta y que obedecerán en todo momento a su líder espiritual: el Gran Rey del Universo y de todo lo Conocido, es decir, Bush. Además intentarán no suministrarles demasiada información no sea que intenten conspirar contra el mismísimo jefe mundial.

Otra opción es tener entretenidos a su personal porque se están todo el día tocando los cojones y para ello les propone dar unas clases de ética alternando con trabajos manuales. Y al final para los que pasen el cursillo un regalito: un auténtico muñeco-almohada presidencial.

Y también me hago una pregunta: ¿cómo alguien sin ética puede permitirse mandar a dar clases a los demás?, es como si tu jefe te dice que construyas una kalimba, cuando ni él mismo sabe lo que es.

7 comentarios:

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

A ver si te crees que mi jefe sabe lo que es un tesauro...de hecho creo que ya no lo sé ni yo...

Chasky dijo...

O qué es un blog.

aberron dijo...

Tú las kalimbas cómo las haces? porque yo las hice este sábado al vapor y me salieron amargas...

dude dijo...

Deberiais ir a clases de etica...

Fluflu dijo...

Yo doy clases de ética...
Y según las clases de ética que yo doy ese hombre no existe, porque es incapaz de, no ya pensar, que eso se da por descontado que no lo hace, si no de decidir por si mismo.
¿Y qué son kalimbas?

Deyector dijo...

¿Y no será para que le expliquen a él lo que es la ética?

Chasky dijo...

A Bush sí que le hace falta dar clases de ética, aunque prefiere las clases de caza.

Y Aberrón cuando quieras te invito a unas kalimbas, que tengo una receta de mi abuela que salen riquísimas.