viernes, 11 de noviembre de 2005

¿De dónde viene la palabra esposa?

esposa, esposo.
(Del lat. sponsus).
1. m. y f. Persona casada.
2. m. y f. Persona que ha celebrado esponsales.
3. f. Am. Anillo episcopal.
4. f. pl. Pareja de manillas unidas entre sí con las que se aprisionan las muñecas de alguien.

¿Cuál es el primer significado que tuvo la palabra? No lo sé, pero deduzco que el significado 1 y 4 tendrán algo que ver. ¿cuando te casas tu mujer será tu esposa, la cual se agarrará a tus muñecas y te quedarás sin libertad o con movimientos limitados?

Si es así, paso, y si no es así, también paso.

9 comentarios:

Deyector dijo...

A mi me da mucho más mal rollo la 3.
Probablemente la 4 venga de la 1
Y tú no pienses en esas cosas, huye, no piques
Ha sido un placer, pero creo que esta noche voy a tener un accidente con (contra) la olla exprés

dude dijo...

Chasky, tio, cuanta razón....

Pilix Forever dijo...

¿qué pasas? jajaja

...Yo también pasaba!

Sr. Bonares dijo...

Gran pregunta la de la esposa, pero busco respuestas a otras antes: ¿Por qué nadie se acuerda de los Ecus?, ¿Por qué no trinfa Luixy Toledo? ¿Por qué se forman las pelotillas en el ombligo? pero sobretodo y ante todo ¿por qué no se afeita Raúl?

¡¡¡Una solución quiero!!!

Lo dice, el Sr. Bonares

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

parece mentira que caigas tú en esto...
Pone: "esposo, sa." en la RAE. Así que ya estás poniendo el matiz del género y ahora suscribo.

Chasky dijo...

este word, qué trastada me ha hecho, hay que ver.

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

Ya ya word...esta educación machista que te ha dado el gobierno de derechas, jijiji...

Chasky dijo...

No me hables de educación que me crispo.

Anónimo dijo...

ESPOSA – ESPOSO

Spóndeo, spondere, spopondi, sponsum es el verbo latino del que proceden las palabras sponsus, sponsa y sponsalia, cuya evidente traducción es esposo, esposa y esponsales. Nos ayuda a situar su significado original, el saber que el verbo respondeo, respondere, respondi, responsum, que hemos traducido como responder, es derivado de spóndeo, y que de él derivan responsable (cuya forma latina es responsalis = fiador, el que responde por otro) y responsabilidad. El significado de spóndeo es prometer solemnemente (en las formas jurídicas) en favor de alguien; constituirse en fiador, garantía o caución de alguien; obligarse; comprometerse. Spondere fidem alicui es prometer fidelidad a alguien; spondere pacem, comprometerse a firmar la paz; spondes’n ergo filiam tuam mihi uxorem dari? = ¿te comprometes, pues, a darme a tu hija por esposa? (Plauto). El sustantivo sponsio, sponsionis acaba de darnos idea del significado que hay tras las palabras sponsus y sponsa. En efecto, como sustantivación que es de spóndeo, significa solemne compromiso de palabra, promesa, garantía. Sponsio appellatur omnis stipulatio promissioque = sponsio se llama toda estipulación y promesa, decía Cicerón. Entre los significados de spóndeo está, naturalmente, el de prometer en matrimonio, prometer por esposa (el sujeto del verbo es obviamente el padre de la desposada, o sea, de la prometida); de ahí deriva el sustantivo sponsalia, con el que se denominan los esponsales propiamente dichos, es decir la ceremonia en que se adquiere el compromiso matrimonial, la fiesta y el banquete de boda; y los regalos de boda. Para los esponsales tenemos otra palabra que ha quedado fijada en el arte como desposorios. Así se llama (en plural, igual que los esponsales) a los cuadros referidos a la promesa de matrimonio de la Virgen María con san José. Y en consonancia con todo ello, sponsa es la prometida, la futura esposa; sponsus, us, la promesa, el compromiso, la fianza; y sponsus, i, el esposo, es decir el que se ha comprometido a casarse. Sponsum, i (neutro) es el compromiso, la cosa prometida. Y finalmente sponsor (recordemos el uso que se hace hoy de este término) es el fiador, el garante; y el connubii sponsor o coniugii sponsor, es el que da palabra de casamiento. A juzgar por el título original de la novela de Alessandro Manzoni, I promessi sposi, en el italiano culto al menos, sposo es un sinónimo y una redundancia de promesso; todas las traducciones la titulan "Los novios".

Pero parece que en la misma Roma, que es la creadora de todo este grupo léxico, no siempre se mantuvo la distancia suficiente entre el compromiso y la boda: de ahí que encontremos en Cicerón que sponsalia valga tanto para denominar los esponsales como las fiestas y el banquete de la boda. Y en esa confusión hemos avanzado hasta destinar finalmente todas las palabras de este grupo (esposa, esposo, desposorio, esponsales) a lo relacionado con la boda y el matrimonio (exceptuado el anglicismo sponsor, que hemos transcrito como "espónsor"); de ahí que hayamos tenido que recurrir a otros términos como compromiso, pedida (anillo de pedida) prometida, prometido, novio, novia, relaciones, relaciones esponsalicias, ajustes y algunos términos más que se llevó la historia, para designar las relaciones prematrimoniales (término al que le damos hoy un significado distinto del que siempre tuvo).

Mariano Arnal