lunes, 14 de noviembre de 2005

Las cosas se están poniendo difíciles

Cuántas veces habéis entrado en un servicio de un bar o un pub a mear y de repente se os ha apagado la luz. Hace tiempo me ocurría porque los colegas eran unos graciosos, te esperaban fuera, te apagaban la luz y cuando salías estaban todos descojonados mirando las gotas que había en tus pantalones.

Pues ahora esta situación se da todavía más frecuentemente porque muchos locales han optado por poner interruptores de esos que tienen un límite de tiempo, en vez de los tradicionales. Y he aquí lo ratas que son los dueños, porque si son unos agarrados de cuidado lo configurarán para que se apague al minuto, con las consecuencias que esto puede tener si no has terminado de expulsar todo el líquido retenido en tu vejiga, apuntas por intuición y exigiendo que el oído se emplee a fondo para escuchar el sonido de que estás acertando.

En la mayoría de los casos estos interruptores se encuentran en el interior del baño, así que cuando se apaga te toca estirarte todo lo que puedes para pulsarlo de nuevo con una mano, mientras la otra se encuentra sujetando tu bien más preciado. Pero fijaros lo malvados que pueden ser los dueños de los negocios, ya que hay algunos que ponen estos interruptores fuera del servicio.

Imaginaros la situación, me tomo un montón de cervezas, conversación interesante, me estoy meando, aguanto un rato porque no quiero perderme el comentario gracioso del tonto’l grupo, finalmente no puedo aguantarme más, miro donde está el interruptor de la luz, está fuera, lo pulso, entro en el servicio, me bajo la cremallera, me la saco con cuidado, es la única que tengo y la quiero mucho, me sale pis por ella, ahhhh qué gusto, joder no puedo parar, ¡me cagüen dios la puta luz de los cojones!, sigues meando a tientas y encima en estos meaderos de diseño, cada vez más pequeños, te la ve todo el mundo y si ya de por sí es difícil no salpicar algo con esto es ya una tarea imposible, y encima a oscuras.

Sales del baño, vuelves a dar la luz y ves el estropicio que has hecho. Solo te queda lavarte las manos y secarte con el secador de manos los pantalones, y aún así sales con gotitas por todos lados. Con tu mejor sonrisa dices a la gente: “Estos grifos, ya podían regularlos un poco, con qué presión sale el agua, je je je”.

14 comentarios:

dude dijo...

Tio, tienes toda la razón, es una putada cuando se te apaga la luz, pero lo que tienes que hacer es dejar a de jugar al camión de bomberos. cuando hay luz trazas la trayectoria, contando conla perdida de presión final.. y si se apaga la luz, acabas, plas plas, las ultimas gotas, y ale!

Lo de los baños "publicos" es un tema de monologo, nunca se te ha puesto un viejo maricon al lado intentando (y a veces consiguiendo) mirarte la polla? que asco de verdad... es para girarte y mearles...

Chasky dijo...

Y todavía cuando son grandes y te tapan suficiéntemente, pero es que te encuentran algunos de diseño, que son minúsculos y no solo es difícil apuntar sino que encima te la ve todo el mundo.

El Replicante dijo...

Lo que realmente me horroriza de los baños públicos es tener a una cola de beodos detrás de mí haciendo cola para mear...dios, que nervios!!

Bereni-C dijo...

Podríamos haber hecho una mesa redonda sobre el tema. Que la luz esté fuera y tú estés de espaldas al chisme intentando atinar, también es muy divertido.

Fluflu dijo...

No ves... por eso nací mujer....
Hombre... por eso y por el dolor de huevos... ;P

Chasky dijo...

Pues he comentado el tema con unos compañeros de trabajo y uno me ha contado que a él le ocurrió cuando estaba sentado en el váter, se hizo la oscuridad más absoluta, no tenía papel y cuando fue a salir para buscar papel apareció un tío y le vio con los pantalones por los tobillos y el chisme colgando.

Javi dijo...

Lo peor es que se te apague la luz cuando hay otra persona meando a tu lado y justo entre alguien y os encuentre con la luz apagada y el cimbrel fuera.
Además, nunca falla, en cuanto se apaga la luz, uno de los dos hace una coñita.

aberron dijo...

Una apuesta segura: mear en la calle. En una de esas zanjas marca Gallardón. Lo malo es que haya un obrero dentro.

Sara dijo...

Ehmm creo que la situación es peor si eres tia. Imagínate, has quedado con tus amigos, así que vas tu sola al baño, llevas el bolso y puede que el abrigo si no has encontrado un sitio para dejarlo. Entras en el baño, la puertecita no tiene cerrojo asi que te las tienes que apañar para cerrar la puerta con una de las manos, la otra está ocupada con el bolso y el abrigo, haces equilibrismos para no tocar la taza y de repente... se va la luz... mierda, mierda y más mierda. Intentas cortar, porque está claro que no es una buena idea seguir meando sin la luz, asi que, súbete los pantalones y vuelve al estado inicial para salir fuera y darle al interruptor... imagínate la situación y añádele que cuando sales a darle a la luz tienes el bajo de los pantalones casi x la rodillas porque te los has doblado para que no se mojen... un numerito.

Chasky dijo...

Pero igual de feo queda entrar a un bar a mear y no tomarte nada, que entrar a un bar a tomarte algo y mear en la calle.

Pilix Forever dijo...

Jomío... lo hacen por ecologismo, leñes... para ahorrar energía eléctrica en pro de la Humanidad... Ejque...

Deyector dijo...

Lo peor es que le pasa a todo el mundo, con lo que a la dificultad que tienes para atinar tú se le une la que han tenido los de antes que han acabado por dejar eso estilo pantano, con lo que encima entras a mear de puntillas...
Propongo un ranking de bares según servicios, igual que los hay denunciando garrafón

vitore dijo...

Pues yo el sábado me metí en el wc de un pub para mear. Menos mal que llevaba el portátil con el que escribo esto. Tengo hambre. Pub La Bombilla Loca. Mandad a los Geo o algo.

Harry.c dijo...

Jajaja, vitore, muy buen comentario.

Chasky, cierto lo que escribes. Yo llevo un llavero con forma de consola xbox y función de linterna -no es broma-, así que no tengo ese problema. Además, soy violinista, así que no necesito mirar para acertar en el sitio.

kytcdbwv kilowatios/yen te cargan dos bombillas watios: veinte