viernes, 25 de noviembre de 2005

Quería un Twix y ahora que lo tengo no quiero más jamás

Hoy estoy fatal, ayer el concierto duró hasta las 4 de la mañana, llegué a las 5 a mi casa, he dormido dos horas y media, me pitan muchísimo los oídos, no escucho nada y tengo tan mala leche que seguro que hoy mato a alguien.

Pero como prometí contar mi lucha diaria por conseguir un Twix lo voy a hacer.

Desde hace cerca de dos meses, en la máquina de chucherías, café, etc. del curro, llevo viendo y queriendo un Twix. Pero el problema es que para sacar esta chocolatina antes había tres Mars, y no estaba dispuesto a sacar los Mars para comerme un Twix. Así que durante estos dos meses he ido viendo día a día como nadie se comía estos pesados y caloríficos productos, hasta que hace aproximadamente dos semanas pegué un salto de emoción al ver que ya solo quedaban dos antes de los Twix.

Ya un poco desilusionado porque veía que no me comía el Twix ni para reyes, encontré la oportunidad que estaba buscando esta misma semana, y por partida doble. El lunes iba a bajar a la máquina del café a por un té y pregunté a mi compañero y a la compañera nazi si querían algo, la nazi me dijo que sí, que un café y algo para comer que la dolía el estómago. ¿qué la podría traer para comer? Bingo!!!!, un Mars. Ya solo queda uno.

Y ayer se produjo el hecho que estaba esperando durante tanto tiempo, mi compañero iba a por un café y nos preguntó si queríamos algo, la compañera nazi dijo que sí de nuevo (es una adicta al café y al tabaco) y que la trajera algo de chocolate. Y como sabía mi plan la preguntó: “¿Un Mars?”, “Vale”. Así que al minuto viene con el último Mars de la máquina, ya tenía vía libre para el Twix, ¡yuhuuuuuu!.

Pero quería darle morbillo al asunto y esperar hasta por la tarde para pillarme uno, llegó la tarde y allí estaba la fila de Twix, lo saqué, lo abrí, le di un bocado, me comí una de las dos barritas que vienen y ya estaba empachado. Joer, si lo sé no lo pilló, esto es una bomba.

18 comentarios:

LaBaLaPeRdIdA dijo...

soy primer!!! jejejeje

ese twix no estará ya pasau y cadacau?

te he dicho que no te cruzes con nadie y sobre todo que no mates... ni siquiera a la nazi!

Chasky dijo...

Es que todo el mundo me dice: "Joer mira que estás mal, qué hicistes anoche".

Estoy bien, más o menos despierto, seguro que el tío del mazo viene después de comer, ronco eso sí, pero nada más. Y seguro que me lo pasé mejor que ellos, así que que me quiten lo bailao y saltao y cantao.

DoctorBrigato dijo...

yo he sobrevivido a la hora H: las doce... los demás está ya chupao... además tenemos sarao en el curro, por dos renovaciones... tomaré unos vinos y a la siesta...

Chasky dijo...

Es que yo hasta las 7.30 ya verás lo bien que lo paso, voy a empezar a dar cabezadas muy pronto.

Incluso escribiendo este comentario me están picando lo ojos del sueño.

Harry.c dijo...

Qué probabilidad hay de que la nazi lea esto?

dexxbo delta eta xi xi beta omega

Chasky dijo...

Pues espero que ninguna porque desde que empecé el blog no paro de hablar de ella.

Es que la compañera nazi es mala pero la jefa nazi es una hijaputa mil veces peor.

Me cuido mucho de no poner nombres ni lugares ni donde trabajo por supuesto.

happyhamsterhop dijo...

Te mando TRES tazas de café virtual, Chasky, para que te espabiles....

Mándame a mi la otra barrita de Twix, que de leerte me ha dado hambre...

Chasky dijo...

Mandando, mandando, mandando, ya creo que ya. Joer hoy necesito mucho pero que mucho café.

Por cierto, han rellenado la máquina y ahora han puesto barritas de Hero Muesli de chocolate, creo que esta tarde me compro una que están en primera fila, no sea que me vuelvan a hacer la misma otra vez.

LaBaLaPeRdIdA dijo...

mi mazo es el que me ha sonado esta mañana en forma y ruido de despertador... qué susto me ha dado!

qué bueno lo del mazo :-P

Bereni-C dijo...

Tanto esperar... me pregunto por qué no te compraste un Twix en cualquier sitio. La gente a veces hacemos cosas raras, y si hablamos de pequeños rituales sin sentido ya es para flipar.
A por esa barrita de Muesly, es una de mis favoritas :-)

aberron dijo...

Joder qué bueno!

Chasky dijo...

Es que quería los de la máquina Bere, era cuestión de orgullo, si lo he pensado a veces lo de ir a una tienda y compráme uno pero después decía para mi, no quiere un twix cualquiera, quiero esos twix.

Y fíjate ahora, están ahí muertos de risa, hasta que pongan alguna cosa inaccesible detrás de las galletas y se me antoje. No me gustan las cosas fáciles.

Harry.c dijo...

Si no te gustan las cosas fáciles, entonces no te presento a mi prima.

ouzpmdjs oye, una zorra pregunta muchas dudas jodidas, sabes?

Chasky dijo...

Hombre si te lo ponen tan a huevo y no se necesita demasiado esfuerzo, cualquiera se resiste.

Ya me estás dando el teléfono.

Bereni-C dijo...

chasky, yo no tengo orgullo ni dignidá ni na, y menos pal chocolate. La próxima vez que se te antoje algo, sacas todo lo que haya delante y cuando nos veamos te lo compro.

Chasky dijo...

Es que normalmente en la misma fila son los mismos productos, pero como en este caso no era así me llamó la atención y quería lo que estaba detrás.

Esta tarde ha caído la barrita de muesli.

Sr. Bonares dijo...

A mi me va mas el rollo Pantera Rosa, si hablaramos de Panteras Rosas o un Phoskitos (con su regalos Chachipilonguis) yo habría roto la maquina, o por lo menos habria descolocao todo a causa de las desapercibidas coces; La verdad esq te comprendo, esta vida es muy injusta, y hay gente que se divierte haciendo desufrir... como por ejemplo los nazis, los judíos o los reponedores de maquinas expendedoras mismamente.

Lo dice, el Sr. Bonares

vitore dijo...

Recuerdo una peli de hace muchos años en la que el personaje que interpretaba Woody Allen tenía que ir a comprar a su abuela todo lo que se le antojaba a la señora y que salía en ese momento en los anuncios de la tele. A ti te apetecía el Twix de la máquina de tu trabajo, no comprarlo en ningún otro sitio (como lógicamente apunta bereni-c). Es más, aunque la prima de harry.c te hubiera traido uno en su boca de fresa seguro que lo hubieras rechazado pues tu deseo era el Twix de la máquina, no el de la prima... ¡Aunque menudo Twix tiene la niña!