sábado, 5 de noviembre de 2005

Más mierda del Madrid para las Navidades

Hace un tiempo escribí un artículo con los productos que vendía el Real Madrid, pues bien a todos ellos hay que añadir uno nuevo. Se trata de los “FTChamps” y son la figuritas articuladas de jugadores del Madrid, en principio estarán disponibles los muñecos de Casillas, Raúl, Beckham, Ronaldo, Roberto Carlos y Zidane, pero pronto se podrán adquirir los de otros jugadores importantes, no solo del club blanco.

Y como no podía ser menos, fueron presentadas a todo lo grande por dos jugadores del Real Madrid, hablando sobre las maravillas de los juguetes, y seguro que acabaron diciendo: “Si quieres ser un buen madridista tienes que comprarte todas las figuras”.

Pues yo desde aquí, quiero hacer un boicot al Real Madrid y por eso os ofrezco una alternativa mucho mejor, una muñeca que no solo es articulada, sino que además tiene voz, bueno más bien manda callar, se trata de la figura de Nancy Pearl.

7 comentarios:

terminus dijo...

Lástima que mis dos hermanos pequeños destrozaran mi colección de Madelmans. Eso si que eran muñecos articulados. Todavía los echo de menos...(suspiro).
¿Se acuerda alguien de ellos?

Chao

Deyector dijo...

Yo recuerdo a los Madelman y a los Geyperman, anda que no eché horas jugando con los de mis primos

¿Para cuando una Barbie Faith?

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

coño si la Nancy esa soy yo...

Cattz dijo...

A mí lo de los muñecos esos no me hicieron nunca mucha gracia. Tuve una barbie morena con la que jugué un total de 5 minutos. Mi hermano y yo nos cansamos pronto de una mujer gigante incapaz de encoger en nuestras peleas de clics superhéroes.

Chasky dijo...

Bueno quién se apunta a comprar una muñeca bibliotecaria de esas, a lo mejor si pedimos unas cuantas nos hacen un descuento.

dude dijo...

Lo mas penoso no es que lo vendan, es que la gente lo compre, sobre todo pudiendo invertir ese dinero en cosas más productivas como papel higienico...

vitore dijo...

Ya puestos a vender. Florentino Pérez quizás podría intentar colocar a socios y/o simpatizantes del equipo que dirige: un auténtico gruño de Raúl o un frasquito (esterilizado; por supuesto) con un poco de colitis de Beckham. Eso si que sería con toda justicia: mierda del Real Madrid.