viernes, 9 de julio de 2010

Consejos sencillos para una vida complicada (IV)


Si tienes una comida o cena de empresa ten mucho cuidado con el vino y/o copas posteriores, la lengua puede soltarse y dejar de estar bajo nuestro control.

Dedicado a Solindonga, una fan de esta sección.

7 comentarios:

An dijo...

Por fortuna y motivos que no esplicare...no vevo alcohol nunca. Saúdos e apertas

Lara dijo...

Otra que no bebe pero es un gran consejo porque mira que suelta la lengua el alcohol, jajaja........

chapete dijo...

El alcohol es lo que tiene!!! Lo suyo sería emborrachar al jefe...

un completo gilipollas dijo...

¡Eso se avisa antes, hombre!
Siempre suyo
Un completo gilipollas

panterablanca dijo...

A la lengua hay que atarla corta ;-)
Besos felinos.

Jose dijo...

Y no solo por la lengua... en fin, ¿cuantas cenas de navidad no habran dado lugar a extrañas parejas?

Y lo peor son luegos los comentarios que eso puede provocar.

Satie dijo...

¿Pero no dicen que los borrachos y los niños son los que menos mienten?