sábado, 25 de febrero de 2006

Chasky se va de tiendas

No llevo muy bien esto de las compras, ayer intente hacer un intercambio de prendas por dinero, pero al final no conseguí llevar el plan hasta sus últimas consecuencias y solo pude cumplirlo a medias.

Ya era inevitable, tenía que comprarme un pantalón, alguna camisa y unas zapatillas nuevas, pero solo he logrado hacerme con lo último. ¿Y por qué? Pues porque no había mi talla, vale soy raro, pero no para tanto, resulta que un pantalón de la talla 42 me queda grande y otro pequeño, los pantalones que se me caen me quedan pesqueros, y los que llevo apretados (odio ir marcando paquete) me quedan bien de largo, además tienen que ser algo largos porque según voy andando me gusta hacer un servicio público y limpiar la calle con los bajos.

Me estoy probando los pantalones y en el probador de al lado hay una pareja, y escucho lo siguiente:

- ¿Sabes lo que le ha dicho Juan a María? Que la persona que conoce mejor su cuerpo es su fisio. Me dicen a mi eso y le dejo de inmediato.

No podía reprimir la risa, jajajjaja, así que hice tiempo para que se fueran, salí después de 10 minutos y la chica de los probadores me mira con cara rara:

- Es que uno de los pantalones me quedaba un poco ajustado y no me lo podía sacar - dije poniendo cara de bueno.

En cuanto a las camisas tengo un gusto pésimo, encuentro una que me gusta pero solo tienen la talla L, en la cual entran dos como yo, así que me he pillado un mosqueo y he mandado todo a la mierda. Ya me compraré lo que necesito otro día.

Salgo de la tienda, estoy en un centro comercial, he ido prontito para no juntarme con el mogollón de gente pero ya está lleno, me empiezo a estresar, a sudar, tengo la boca seca (esto me pasa siempre cada vez que voy de compras), así que cervecita. Salgo de hidratarme, algo más tranquilo, y pienso, ya que estoy aquí y he cumplido la misión en parte, me merezco un cine, entro en el del centro comercial, miro la cartelera, y qué veo, solo bodrios taquilleros y las pelis que no me importaría ver empiezan 1 hora después como mínimo, así que paso, me voy a casa a bajarme música que me han recomendado y a arreglarme, que después he quedado.

7 comentarios:

Isthar dijo...

Yo hasta que no inventaron los pantalones elásticos no tenía forma de encontrar uno que me viniera de largo y de cintura. O me quedaban cortos en plan pesquero como dices tú, o necesiba apretar bien el cinturón y llevar jerseis largos para que no se notara que me daban vuelta y media.

Odio ir de compras, me aburre soberanamente. Y cuando no me queda más remedio es porque necesito algo, y voy a lo que voy. Si encima no encuentro nada... bufff

Pero veo que tienes una buena terapia desestresante ¿eh? ;)

Bohemia dijo...

A mí, a diferencia de muchas chicas, cada vez me gusta ir menos de compras, he descubierto que cada vez necesito menos...

Chasky dijo...

Sí, la cerveza lo arregla todo.

Pero niños, aprended la lección que os da vuestro tío Chasky: "bebed mucha cerveza porque es buena, pero con moderación que luego echáis la pota y sale muy mal de la ropa".

rAnita nOe dijo...

a mi tampoco me mola ir de compras chasky.. nada de comparar precios ni pasearse por todas las tiendas, lo veo, me gusta, lo pago y me voy..
el tema de las tallas es otra historia..

besos

Lo dijo...

jeje, eso es poruqe no voy yo contigo que soy hiper-mega-rapida.No te hubiera dejado escapar del probador, estaría fuera con 20 pantalones y treinat camisas. Y listo en media hora!!!quién decía que me invitaba a una cerveza??

Wendy Pepper dijo...

Hay dos highlights en esta entrada:

1:"(odio ir marcando paquete)"

2: "bodrios taquilleros"

Chasky dijo...

En esta ocasión, aprovechando que no hay muchos comentarios invito a una ronda para todos y unas pipas.