martes, 11 de octubre de 2005

Termino el día como lo empecé

Vaya puto día que llevo, y para acabarlo, porque ya estoy en casa y espero que no me pase nada malo, me he pasado de estación.

Iba yo tan ensimismado en los pasatiempos del 20 minutos, porque es de los pocos que soy capaz de terminarlos o casi, cuando levanto la vista y resulta que no sé por donde voy. Miro en la pantalla para ver cuál es la siguiente parada pegando un grito:

- ¡¡Me cagüen dios, Polvoranca!!.

Pues sí, me he pasado una parada, lo que me faltaba para completar el día, eso me pasa por coger el tren, si hubiera cogido el metro hubiera llegado media hora más tarde pero no me hubiera pasado una parada. Así que baja escaleras, sube escaleras y espera al otro tren para recorrer una mísera parada de 2 minutos.

Espero levantarme mañana derecho con el pie o con el pie derecho o con la cabeza en su sitio.

3 comentarios:

Deyector dijo...

Respira tranquilo, sigues vivo, prueba superada. Y tranqui, mañana no hay que coger tren ¿o también te explotan en festivo?

Fluflu dijo...

Pobrecito...
Mañana duerme, y así no te pasará nada.

Chasky dijo...

Mañana a dormir todo el día, de hecho ya me voy a dormir.