martes, 11 de octubre de 2005

|@##€~~¬€¬[]}{¿??)=/&)%/$&·"!

Llevo un día asqueroso. Me levanto, desayuno, me da la tos, poto los cereales, me lavo los dientes, me voy al metro, el metro está jodido por la necesaria lluvia, una vuelta a Madrid cogiendo cuatro líneas distintas (hora y media), reunión desde las 10:30 hasta las 15:00, mucho calor en la sala, fuma el 60 % de la gente, me duele la cabeza, me huele la ropa a tabaco, como deprisa, otra vez a trabajar, se me va a hacer eterna la tarde, tengo sueño, me tomo un gelocatil, saldré a las 7:30, me tomaré una cerveza, vuelta en tren porque ya paso de metro, cenaré y a la cama.

Escuchando La habitación roja: Hoy es un día perfecto

6 comentarios:

Deyector dijo...

Si yo fuera tú no me confiaría demasiado, aún no ha acabado...
Procura no matar a la peña cuando vuelvas en el tren, no respiran para robarte el aire, te lo juro

DoctorBrigato dijo...

la mejor elección para relajarte LHR... Mañana es fiesta...

Chasky dijo...

Pues sí, mañana es un día de fiesta en el que van a cortar las calles de Madrid y nos vamos a gastar una pasta en gasolina para hacer el gilipollas con tanques y aviones.

Que se ahorren esa pasta y se la den a Pakistán y Guatemala.

Deyector dijo...

O que la repartan entre los madrileños que estamos sin un duro y estresados por las obras

Fluflu dijo...

Qué frenético.

Chasky dijo...

Pues sí, que lo repartan entre los madrileños y así me pago un programa antiestrés.