martes, 25 de octubre de 2005

Prohibido niños

Algunos niños son muy pesados, inaguantables diría yo, pero tampoco es para marginarlos cual pollo con estornudos. Imaginaros la situación: vais de viaje a Australia con toda la familia, incluido el perro, os alojáis en un hotel de cinco estrellas y cuando entráis por la puerta os dicen que los niños no pueden pasar, que tienen la entrada prohibida.

Pues aunque parezca increíble esto es cierto, el hotel que pertenece a un tío de 38 años dice que los niños son un problema y que no le sale rentable permitir su entrada. Además así sus clientes pueden disfrutar de una estancia sin escuchar el desagradable grito de un niño.

Más relajante que esto es escuchar los ladridos de los perros, porque el hotel sí permite la entrada de mascotas, ya que según el dueño son más educados que los niños.




Pues como todo el mundo sea como este hombre se acabó la raza humana.

14 comentarios:

Froggie dijo...

Has visto a los Belgas(en general jubilados de sesenta años) dentro de un avion/aeropuerto/restaurante/centro comercial...con un perrito que no sabes donde tiene el culo y donde la cabeza,y que ademas es una bestia inmunda que se mea en tus camales si te descuidas y que apesta a la postre?Son de los que cuando tu hijo esta nervioso porque esta cansado,se revuelven y te dicen en toda la cara que le hagas callar o llaman a la policía por exceso de ruido.
Te lo digo yo que se lo que me digo
El australiano es sólo un especimen más de esa aberración de seres

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

Pues a mi me parece bien. De hecho el hotel está lleno ya. Si me voy de vacaciones a descansar y tengo a un niño-toca-cojones de esos sin educar metiendo ruido, me cago en las vacaciones. También es verdad que si me toca un perro-patada-aullador, lo diseco. Me joden igual los perros que los niños.
Que hay que reconocer que hay adultos que no saben educar ni a sus mascotas ni a sus hijos.

Hinoto dijo...

Cada cual pone las normas que quiere en su negocio, pero, mirandolo desde otro punto de vista, y si la entrada fuera prohibida para los españoles, o para los japoneses, o por decir que son tontas, a las rubias ¡incluso las teñidas! entonces sería discriminación.
Tambien es cierto que si vas a descansar no quieres oir berrear a un niño... y pensar que mi novio quiere uno de esos.

Froggie dijo...

cuando yo no tenia zagales pensaba lo mismo que tu
Mi hijo no es el peor de lo que yo he llegado a ver (quiza digo eso porque es el mío)pero si tengo que elegir entre mocosos cojoneros o perros infernales,prefiero los mocosos cojoneros,que para eso son gente,y no huelen a perro(a veces)

DoctorBrigato dijo...

Pues vaya anormal!!!!!!! Adorables diablitos...

Chasky dijo...

Es que según el tío este del hotel le salía más rentable el no dejar entrar a niños que el dejarlos entrar y reparar los desperfectos que le ocasionaban.

¿Tan destructores son los niños australianos?, a lo mejor si se juntan cinco o seis echan abajo el edificio.

Fluflu dijo...

Pues es una buena opción para los padres desesperados, abandonan a sus hijos en la perrera y se llevan a sus perros... uuuum... se lo tendré que decir a mi madre ;P

Pilix Forever dijo...

...Será que al mozo del hotel lo parieron crecidito!! siejqueee...

Bito dijo...

Qué bueno...
Desde luego que a veces los niños son insoportables, y alguna razón tendrá el regente del hotel...

Aquí, en escocia, están hasta las narices de los niños que en mogollón de tiendas está prohibida la entrada de más de dos niños a la vez, sí, sí, increíble pero cierto. Pero la culpa no es de los niños, por supuesto, es de un sistema estúpido y hipócrita que dandoles tantos derechos rídiuclos ha hecho de ellos unos monstruos impertinenetes con tanto poder que no hay quien los soporte. En serio. En reino unido tienen un muy serio problema con los niños, malditos demonios capaz de meterte en la cárcel solo con que le caigas mal (que ya casos se han visto).

En fin...

Deyector dijo...

Y en los restaurantes, y en el tren en vagones de ganado, ¡¡¡por favor!!!!

Nepomuk dijo...

Deyector te acaba de meter en el memefollo.

Yo lo mataría. Espera que te echo una manita... a veeer... dónde puse la picadora de carneeee...

Bereni-C dijo...

A riesgo de que me linchéis... A mí me parece estupendo y perfecto. No hay ningún tipo de discriminación. Si no quieres ir, no vas. Total, en todos los demás hoteles aceptan niños ¿no?
A nadie le molestan los suyos, y no todos son maleducados, pero me toca las narices aguantar berreos y gritos de pequeños dictadores malcriados.
El día que tenga críos, haré como mis padres conmigo, empezando no por pegarles, sino por hacerles ver que ciertos comportamiento no están permitidos y que no ganan nada. Estoy harta de excusas, de "es que no sabes cómo se pone". Si se les enseña que a los 5 minutos de pataleta, consiguen lo que quieren... e voilà.
Y me parece estupendo pagar por no tener que aguantar según qué clase de cosas.
Cuando tenga hijos, lo mismo me tocan difíciles y me trago mis palabras, pero, lo siento, por ahora quiero tranquilidad cuando voy de vacaciones.

mia dijo...

Queridos, estoy completamente de acuerdo con bereni-c, lo que ya no encuentro tan estupendo es que en ese hotel permitan la entrada a los perros, que molestan, para mí, más que los niños. Debería ser una especie de "recodo del silencio". De todas formas, todo el mundo hace ruidos molestos para los convecinos sin darse cuenta. Yo, por ejemplo en ciertos espacios de 15 minutos grito como una poseída, y todos mis vecinos tienen que aguantar que esté echando un polvo.

Dragon. dijo...

Pues a mi los perros me molestan bastante menos que los niños. Por norma general, la gente es menos tolerante con los animales, y los tiene bien educados, en lo que a ruido se refiere.

Pero a los niños no, por que son "cosas de niños".
Pues no, no son cosas de niños. Yo no corría y gritaba alrededor de las mesas en los restaurantes. Ni me ponía a patear los pasillos chillando.

Me parece bien lo que hace este caballero. Ya es hora de que a los que no nos gustan los niños, y tenemos mascota, podamos ir a descansar tranquilamente sin soportar a los pequeños monstruos.

Al fin y al cabo, de que os quejais? Si no podeis ir a un sitio, os vais a otro hotel/restaurante y ya está. Nosotros no podemos ir a cenar con nuestras mascotas, por muy educadas que esten, por que a los anti perros les molesta todo de ellos.

Ahora, eso si, si nos quejamos de los niños, como va a poder ser! Que son personas, niños, que hay que respetarles!

Pues francamente, señores, yo también pago por mis vacaciones, y merezco descanso, sin tener que soportar a los infantes.

Además, yo disfruto más cuando estoy con mi perro. Y basta de menospreciar a los animales, tienen el mismo derecho que las personas, y son más fieles y leales incluso que los hijos.

Lo que me parece muy lamentable es como los derechos de uno priman siempre sobre los de otros. Mi deber es que mi perro no moleste, y eso se consigue prohibíendome la entrada a la práctica totalidad de los sitios (playas, restaurantes, muchos hoteles...).
Pero todos los padres tienen derecho a entrar en donde quieran, sin importar si molestan o no?
Si, algunos niños son educados, pero la mayoría no lo están, y
Por qué yo no tengo el derecho de tranquilidad, y de cenar con mi perro?

Este es el mundo injusto en que vivimos.