jueves, 4 de junio de 2009

Mi capacidad destructora se ha agravado


Retomando lo que os contaba en el post anterior, mi preocupación sobre la capacidad devastadora que poseo ha aumentado una burrada tras la última cagada. He dejado las figuritas y vasos por empresas mucho mayores.

Salíamos de una reunión una compañera, un compañero y yo, y para regresar al curro fuimos a una parada de taxis para coger uno. Nos dirigimos al que estaba en primer lugar cerca de un árbol, el compañero se subió detrás y me dijo que me pusiera yo delante. Pues nada, abrí la puerta delantera y no, que ya os veo venir, no le pegué al árbol con la puerta, tuve cuidado en no hacerlo. ¿Dónde me había quedado?, ahhh sí, abrí la puerta y me senté cuidadosamente porque iba cargado. En el momento en que me subía también entró en el coche la otra compañera, mientras tanto yo cerré la puerta.

Curiosamente la puerta presentó algunas dificultades para ser cerrada, como si su resistencia fuera mayor a cuando la abrí hace tan solo unos segundos. En cualquier caso la cerré y comencé a ponerme el cinturón. En esto que el taxista sale del coche y se dirige al lado en el que yo estoy, miro a través del cristal para ver qué ha ocurrido y observo que junto al árbol está el guardabarros de la puerta, yaciendo inerte en el suelo. Mis compañeros se empezaron a descojonar pero a mi no me hizo gracia, seguro que aquel taxista estaba loco, iría al maletero y sacaría un cuchillo de un metro para separarme la cabeza del resto del cuerpo. Afortunadamente no fue así, colocó la pieza de nuevo en la puerta a base de hostias y volvió a entrar en el coche.

- ¿Qué ha pasado? – logré decir tartamudeando.
- Pues que al subiros en el coche, por el peso ha bajado el coche y la puerta se ha quedado atascada en la raíz del árbol.

También me podía haber dado cuenta al cerrar la puerta que algo ofrecía resistencia, pero no es plan de que nos llame gordos a la cara, que al menos yo estoy en mi peso ideal.

22 comentarios:

Elisabeth dijo...

jajaja eso eso de gordos nada es q el coche era defectuoso mas bien....


besitosss

Inagotable dijo...

Nada nada, fue la raíz del árbol la que se movió, que le tenía echado el ojo al taxista desde hacía rato xDD .


PD: pedazo de foto jajajaja

DESPLAZADOS AL PARAISO dijo...

¡Chico! Lo tuyo es grave. Vale que rompas alguna que otra figurita pero...¡el taxi! Eres un caso...
Un besote.

Mary Lovecraft dijo...

jo qué mal rollo Chasky ¡pero también es mala suerte más que mala pata eh??? mira que entrometerse la raíz en todo el asunto!

como ya te dije al post de abajo, pienso que es algo temporal, no le des más importancia de la que tiene y no te obsesiones, será mejor así (a mi hermano le pasaba pero con el tiempo lo ha controlado)

un besazo!

Ana dijo...

Jajajaaja....lo que no te pase a ti, jejejeje
Suerte tuviste, que el taxista se lo tomara con filosofía,jejeje
Con la mala leche que tienen algunos!

Besicos

Estoy desayunando en el ciber, luego subo de nuevo a planta.

Mikhon dijo...

Ostia...
También es mala suerte.

Mr.Celofan dijo...

Este caso no creo que tenga que ver con tu torpeza destructora.

Si canalizas esa habilidad puedes convertirla en un superpoder.

¿ Te lo has planteado alguna vez ?

Lara dijo...

Jajajaja.... yo esperaba algo peor, ya te dije, como la puerta del sol o algo así. Lo que tendrías que haber hecho cuando el taxista volvió a subir es cantar aquello del Casillas; Me siento seguuuuuuuro, jajaja...

Satie dijo...

De verdad que lo tuyo es muy grave...

Hada Azul dijo...

Jajajajaja grave y raro... :P maddre mia!! ya no sé, cuaquier dia, con solo pasar el dedo para limpiar algo del coche vas a hacer un boquete :P

besicos

Chasky dijo...

Mr. Celofán: Hostias no lo había pensado, otro poder más para mi colección.

Lara: Tú no sabes el peligro que corres desafiando a un taxista, te juegas la vida.

Artabria dijo...

BAh, tampoco es para tanto, jejeje, no te martiricez :P

An dijo...

no te preocupes, peor fue cuando alguien insistio en carrar la puerta del coche con mi dedo gordo entre medias...aun conservo la cicatriz del rebenton (si, rebento) aunque digo que fue en la guerra de africa cuando voy de ligue XD Saúdos meu

lady ra dijo...

tranquilo chasky esas cosas son normales y ademas aqui el culpable era el arbol que estaba en medio

Ainhoa dijo...

xDDDDDDDD
impresionante

Lupita dijo...

Cuidadín con los taxistas, creo que tuviste suerte. Y no te preocupes que no eres el único con torpeza destructora. Hace poco estuve en una feria dónde había una exposición de figuritas de Lladró (sí, de esas que cuestan una pasta)y allá que ví una lámpara preciosa compuesta por una cascada de pequeñas hadas que sostenían bombillitas) Me puse debajo para hacer una foto (con perspectiva..) y al levantarme ... imagínate el resto... menos mal que estaba asegurada, glups...

chapete dijo...

teniendo en cuenta como son los taxistas en Madrid, lo que me sorprende es que sigas vivo.


chauuuuuuu

juan rafael dijo...

Si, a veces pasa también que baja la puerta abierta de nivel y se clava en el bordillo o en la acera.

carmncitta dijo...

te he enviado un maaaaaaail!!!

muuaaaaaaaaaks

CASIOPEA dijo...

Esta vez no cuenta que no fue culpa tuya, que la rais esta no se hubiera salido del tiesto jejej.

carlota. dijo...

Eso no sería la primera vez que le pasaba , seguro .

Besotes

LoQueVen dijo...

Jajjaja me parto, a mi me paso algo parecido.Se metio una rama de un arbol dentro del coche,cerré la ventanilla con la rama dentro (en que estaria pensando)y se partio dentro del coche....El coche se convirtio en una jungla de hojitas y palitos... (el taxista se enfado un poquito...)