lunes, 15 de junio de 2009

De vuelta del puente


Pues nada, ya estoy de vuelta. Aunque he desconectado un montón, me lo he pasado genial, vengo morenito, y tengo alguna que otra anécdota, a pesar de no liar ninguna de las mías, hoy no me apetece escribir demasiado. Acabo de llegar del curro después de estar 35 minutos esperando al tren, al parecer ha habido una avería en otro tren y por eso ha habido retrasos, excusa que no me ha servido para ponerles una hoja de reclamación.

Y por poco en vez de una no han sido dos: una por hacerme perder el tiempo y dos porque el tío de Renfe de la estación era gilipollas.

- Buenas tardes, quería poner una hoja de reclamación – le digo educadamente al chaval, que tendría unos 25 años.
- ¿Cuál es el motivo? – me pregunta.
- Pues que he estado 35 minutos esperando en la estación por una avería de un tren – le digo.
- Bueno, pero si ha sido una avería y lo han anunciado no se puede hacer nada – me dice con todo el morro del mundo.
- Pues si vosotros no habéis tenido la culpa la habré tenido yo, en cualquier caso voy a poner una hoja de reclamación porque me da la gana, estoy en mi derecho, me habéis hecho perder más de media hora de mi vida y ahora me estás haciendo perder el tiempo tú.

Lo que no puede ser es que haya estado esperando quince minutos sin saber nada, sólo viendo una pantalla que me decía que el siguiente tren vendría en 7 minutos. Luego dicen algo ininteligible por los megáfonos y el panel luminoso cambia a 5 minutos. Al poco rato dicen, en este caso sí se entendía, que hay una avería en un tren y que hay retrasos de quince minutos, finalmente llega el tren lleno a rebosar, te metes como puedes y a pasar calor durante un rato, que viene muy bien para eliminar toxinas. Pero no sólo eso, encima el imbécil tonto la polla me pone pegas para que no ponga una hoja de reclamación, vamos lo que me faltaba.

En fin, así da gusto comenzar la semana, menos mal que he venido relajadito... En el siguiente post, cuando ya me haya recuperado del asfixiante calor, el olor sobaquil reconcentrado y el apretujamiento sardinero, os contaré algunas anécdotas por tierras barcelonesas.

23 comentarios:

Inagotable dijo...

Buff, vaya vuelta más desagradable...

Si es que lo mejor es llevar tus propias hojas de reclamaciones :roll:

Jose dijo...

Lo de la megafonia, y lo inteligible de lo que dicen, es algo comun a todas las estaciones. ¿Te has dado cuenta? ¿Habra una conspiracion detras de esto?

*AnGy* dijo...

¡¡Hola!!
¿Tienes facebook?. En mi blog "El rincón de Angy" hago un sorteo de un broche y algo más,¡Apúntate!!!

muak

Ainhoa dijo...

Sí que tiene que desesperar después de aguantar el retraso que venga un gili y te ponga pegas para poner una reclamación.

Y ya nos contarás, que en Barcelona pasa de todo.

Mary Lovecraft dijo...

Bienhallado! :D

lo de renfe no es de hoja, es de libro entero de reclamación (¡pero qué morro el tío!)


enfin lo dicho, ahora a relajarse un poquito y ya nos contarás! que me dejaste toda curiosa :)

besoteeeees!!!

lady ra dijo...

hay gente para todos los gustos y en todas partes, vaya vuelta pero tranquilo y duerme bien que no te quite el sueño un gili besos

en las nubes dijo...

madre mia!!! ese post lo podria haber escrito yo jajaja que fuerte :D y que paciencia hay que tener!!!!

+Venus Doom+ dijo...

joder vaya una vuelta al trabajo... desde luego con esas incompetencias y gente asi te da "asco de tó"... y mas con esos olores :S

pero vamos... tu no podrias vivir en Italia... tendrias ke ver como funciona aki el sistema ferroviario... creo ke he llegado a ver 50 minutos de retraso, y aki un retraso de 35 minutos es de lo mas normal... dan ganas de matarlos. la gente ya ni reclama porque han perdido la esperanza y hasta las ganas de reclamar, total siempre llega tarde y cuando le da la gana.

Ricardo Astrauskas dijo...

Jajaja, me dan riza esas quejas tuyas, aclaro que tienes toda la razón y derecho, pero aquí ni siquiera sabemos que es una hoja de reclamación, claro, por eso somos tercermundistas, lo acepto.

Sandra dijo...

Sin duda, esa es la mejor manera de empezar la semana, tu si que sabes ;)

Y es que lo estoy pensando y no se como no te has hecho el araquiri, osea vuelves de puente, y te encuentras: con q es lunes, con que el tren trae retraso, con un tonto el culo, y pa colmo el tren hasta la bandera oliendo a humanidad.

Lo dicho, el araquiri :P

besos.

Juanjo dijo...

Renfe... Madre mía, las cosas que te pueden pasar con Renfe... jejeje

Mikhon dijo...

Las megafonías de las estaciones de metro, tren, autobús... casi nunca se entienden. Creo que lo hacen adrede...
En fin, una buena forma de volver a la realidad tras el fin de semana.

maba dijo...

sí... por si la realidad ya no es de por sí lo que es después de las vacaciones o de un puente..

así... en grandes dosis...no te vayas a acostumbrar a la buena vida

besos

kabukimen dijo...

Animo, todos los regresos son duros.

Martha dijo...

Teoría confirmada. Los regresos a la rutina son los peooor! Ainssss! Menos mal que sólo duran un día...es lo que tiene la monotonía! Jajajajaja!

Un besazooo!

Antia dijo...

NUNCA, se entiende lo q dicen por megafonia, es algo impresionante! Con lo facil q seria anunciarlo bien x si puedes coger otro tren... ains animo con la semana!

JB dijo...

No es algo personal, de mi experiencia deduzco que los de Renfe suelen ser bastante inútiles, da igual que sea por una reclamación, por un billete que no funciona, o porque quieras pagar el párking...

Hada Azul dijo...

Menuda vuelta de puente...Pero bueno, al fin y al cabo ya llegaste a casa. Descansa y ya nos contarás sobre Barcelona.

Besos

carmncitta dijo...

joer para no cabrearse, es lo normal...a mí me pasa eso y grrrrrrr

Artabria dijo...

Yo puse el otro día una reclamación, la primera de mi vida, fue en un especialista, pero ya lo contaré en mi blog, jajaja. El caso es que siempre consiguen salirse con la suya.......pero yo me quedé muy a gusto al hacerla, sobre todo para volcar en ella toda mi furia.

Lara dijo...

Es que Barcelona es mucha Barcelona y eso que no me has visto a mí, jajaja...
Lo otro pa cabrearse es poco.
Muuuuuuuuacks!
Pd. estoy deseando que nos cuentes, cuenta cuenta ;)

Elisabeth dijo...

pues menos mal q has venido relajadito q si no jajajajajaja


besitosssss

DaniBai dijo...

eso me pasó a mi, y le puse también la media hora de ducha... que ese día no tocaba jajajaja