martes, 9 de junio de 2009

La historia de un hombre que quería ser como Papa Noel


Hoy os voy a contar la historia de un hombre que quería ser como Papa Noel. Desde muy pequeñito le fascinaba este personaje, así que poco a poco hizo todo lo posible para parecerse lo más posible a su ídolo. Sus padres que no veían con buenos ojos su afición se lo estuvieron prohibiendo hasta que ya no hubo manera, cuando el chaval, de nombre Curcio, cumplió los 18 años abandonó el seno familiar para buscar un destino que hasta ese momento le había sido negado.

Curcio se dejó crecer la barba y se compró ropa de color rojo, encontró un trabajo en una fábrica de mondadientes, un gran invento que ha permitido a millones de personas comer hasta dos o tres veces, gracias a los restos escondidos de la primera comida. Gracias al curro pudo permitirse buenos chuletones, embutido de primera calidad y batidos de chocolate, de esta manera su fisonomía fue acercándose a la de su ídolo. Y después de comer con su cartón de vino tinto El Baturrico, se metía entre pecho y espalda dos o tres copazos de Anís del Mono, que además de ayudarle a la digestión le ponía unos coloretes en las mejillas muy a lo Papa Noel.

El bueno de Curcio era feliz, pero aún estaba un poco mohíno, vale que se pareciera algo físicamente a Papa Noel pero tenía que ir más allá. Lo malo es que llegado a este punto, causado probablemente de la ingesta abusiva de alcohol, no tenía muy claro qué pretendía Santa Claus metiéndose por las chimeneas en casas ajenas. Haciendo acopio de todo su poder neuronal concluyó que lo que buscaba el gordo bonachón era las galletas y leche que según tenía entendido los niños le dejaban.

Y esto último es lo que hizo, se metió por una chimenea en busca de galletitas y leche con tan mala suerte que se quedó atascado, muriendo allí mismo y finalizando así la historia de Curcio y su sueño de convertirse en Papá Noel.

También podéis leer esta historia contada de otra manera pinchando aquí.

24 comentarios:

Pegotitos dijo...

Diox, que triste!!! Hace falta ser tonto, con perdón del muerto...

Mikhon dijo...

Me sonaba haber leído una noticia parecida hasta que he pinchado en el enlace... la verdad es que hay que ser un poco tonto para meterse por una chimenea, aunque no es el primero que lo hace porque también leí de uno al que tuvieron que sacarle los bomberos.

Ricardo Astrauskas dijo...

Que historia tan triste, pense que seria un nuevo cuento de navidad, pero con ese fin, snif snif, jaja

Inagotable dijo...

Premio Darwin...

Morir de esa forma no es nada agradable la verdad :S

Winnie0 dijo...

¡Pero es que hay gente muy tonta muy tonta....¿no?. Mira que si Papa Noel lo viera....Besos

carmncitta dijo...

Suena mejor tu historia...

"un gran invento que ha permitido a millones de personas comer hasta dos o tres veces, gracias a los restos escondidos de la primera comida."

y este momento ha sido, puaaaaaj, joer, es que yo tengo mucha imaginación....

Girl From Lebanon dijo...

Nadie dijo que cumplir un sueño fuera facil :)

Bss!!

Lara dijo...

Ahora mismo voy a contárselo a CroftNoel, jajaja......

panterablanca dijo...

Hay mucha gente que ha muerto intentando conseguir su sueño.
Besos selváticos.

Satie dijo...

La realidad casi siempre supera a la ficción. Si me juras que esto ha ocurrido después de leer tu historia, no te creo.

Hada Azul dijo...

De todo tiene que haber en este mundo, sin tontos. listos, raros, anormales (en el término de zumbaos),... esto no sería lo mismo.

Besos.

Jordi dijo...

Pobre Curcio jajajaja

Elisabeth dijo...

oye eso le paso a un ladron hace poco q se metio por una chimenea y se lo encontraron muerto,claro q no tiene na q ver con tu entrada pero me lo ha recordado jejeejejje


besitossss

Halzea dijo...

hacía días que no leía tus posts, interesante la vida de un tio obsesionado con ser papa noel....

Chasky dijo...

Elisabeth: Precisamente esa era la noticia que yo he contado (el link te lleva a la misma), pero de otra forma.

Menda dijo...

Pues yo me he partido el cu**, jajajajaja.Seré rara?

kabukimen dijo...

Mdre mia que historia tan tragica, uff necesito cosicas mas alegres

carlota. dijo...

¿ Cómo sele ocurre ir a un chalé que utilizan como segunda vivienda a robar? allí sólo habrán , ropas de cama , y menaje , que burros diosmio...en fin .

Besotes .

Sandra dijo...

Que de cosas curiosas se ven por ahi!.

Artabria dijo...

Oí la noticia el otro día en los Informativos......será la crisis la que hace poner en peligro tu propia vida para llevarte algo a la boca?

La chica de ayer dijo...

Bueno, si murió feliz...

Pegotito dijo...

Este infeliz era de mi pueblo, yo le conocía de vista... la verdad que vaya muerte más horrorosa, pero no quiero ni imaginarme al dueño del chalet cuando entró y se encontró el pastelito. Mu feliz no murió, ya que se ahogó en su propio vómito.. Prefiero tu versión de la historia, Chasky.

en las nubes dijo...

que askillo da la foto de papa noel 'mancadillo' aaaaggghh!!!

Mary Lovecraft dijo...

joer Chasky, iba a decirte que quiero el libro de todas tus publicaciones YA cuando cliko en el link (soy de las que suelen clikar en todos los links XD) me leo la noticia y por poco me da un chungo...

qué triste, joer.