domingo, 24 de febrero de 2008

El misterioso sonido

A veces tengo la sensación de que es imposible controlar nuestras vidas, por muchas precauciones que tomes sobre algo nunca puedes asegurar que no te ocurrirá. Pero es que incluso es imposible dominar a tu propio cuerpo, que te juega malas pasadas cuando menos te lo esperas.

Algo así le ocurrió a un chaval en el teatro, estábamos todos concentrados en la función, sólo se oía a los actores en la pequeña sala madrileña, en la que a pesar de estar prácticamente llena no habría más de 60 personas. No hay escenario, el público se encuentra sentado en sillas de madera alrededor del espacio en el que los actores desarrollan la acción. Y en un momento de tensión en la obra se escucha un grrrrrr grrrrrr, "ein, ¿qué ha sido eso?" - me pregunto y probablemente la mayoría del púbico y actores. Vaya, pues el sonido paracía provenir de muy cerca.

Grrrrr, grrrrr - volvemos a oir; sí, es de aquí al lado, pero ¿qué cojones será?, lo escuchamos por tercera vez y en esta ocasión hasta los actores miran hacia nuestra zona; ahora ya sé de donde viene el sonido: la tripa un chico que estaba en mi misma fila tenía ganas de ser la protagonista y de dar un estupendo concierto. Qué putada no poder controlar a tu estómago y pasar vergüenza por él, sin embargo a mi me ha servido para escribir un post.

23 comentarios:

Agata dijo...

La última vez que me pasó eso fue el otro día.Me ocurrió a mí.Qué vergüenza.Pero te explico.Estaba en una sala de espera atiborrada de personas que nos íbamos a hacer una analítica.En ayunas y ni un hilo musical de fondo para "acallar"nuestras tripas.Yo empecé pero me siguieron más estómagos vacíos...Al rato estábamos todos riendonos.Estaban sonando ya por BULERÍAS...Gracioso post.

Missy dijo...

Ajajajaja!!que bueeenooo!!pobrecillo el chico qué vergüenza!!pero es que es cierto...es imposible controlar a tu tripa para que no suene por muchas órdenes que le des. Además suele pasar en los momentos más inoportunos: cuando estás ligando, cuando estás en el cine, examen, casa de los futuros suegros...jaja!!se me ocurren algunas anecdotillas que me han pasado :D
Por lo menos os echaríais unas risillas en la función, jiji!
Un besooo!!

Modesto dijo...

XDDDD Pobrecito!
Mmmm... pues al recordar el sonido de las tripas me has dado hambre! XDD
Chaooo!

Belén dijo...

Buf, y tu has oído alguna vez sonidos de tripas dobles? en la carrera nos pasaba a mi compañera y a mi, nos sonaba la tripa a la vez y se oía el doble! jajajajajjajajaja

Besos

Ana dijo...

Jejeje...vaya putada!
Pero para que se escuchase el estomago,tendrían que estar callados los actores o el chico tener mucha hambre....

Besos

Lu dijo...

jaajaja... a mi eso me ha pasado muchas veces en la biblioteca que no se oye una mosca...y sí, da bastante vergüenza!

Chasky dijo...

Hace nada me estaban sonando las tripas según venía a casa en el metro, menos mal que me acabo de zampar una pizza muy rica y ha dejado bastante satisfecha a mi señora barriga.

Lara dijo...

Esta es una de las cosas que más me gustan de ti, que sabes sacar un post de cualquier cosa ;)
Besos muuuuuuacks!

YeYe dijo...

Pobre chaval...que verguenza pasaría, no?? Que todo el mundo te esté mirando porque tus tripas quieren dar un concierto no tiene que ser muy agradable!!!

Besitos!!!

Pampanitos Verdes dijo...

Lo peor de todo no es el "glogló" que hace el estómago. Lo peor es que a veces esos sonidos salen distorsionados y parecen otra cosa mucho peor...!
:-D

Rake dijo...

Pobre chico!! Seguro que lo pasó fatal! Menudo palo! Si miraban los actores y todo! Que trago! :S

[Doctor JB] dijo...

Yo me solidarizo con él, que a mi me pasa, y encima a menudo, porque tengo un montón de prácticas y clases por la mañana, y hasta que llega la hora de comer, no veas tú... aunque por suerte no me oye tanta gente, mi barriga es algo más disimulá...

Chasky dijo...

Si habéis leido el anterior comentario que he dejado en este post os diré que no comáis mucho antes de iros a la cama porque duermes fatal.

Así que como he dormido regulero esta noche llevo todo el día en plan zombie. Pero no sólo eso, como no aprendo las lecciones que me da la vida, me he puesto ciego a comer y ahora tengo un empacho que no es normal. Estoy pensando en no cenar así que fijaros si estoy jodido.

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Pobre chico... además que seguro que si para vosotros el ruido fue fuerte para él atronador...

Je,je,je tragoncete que eres...

Beso.

El Surrealista dijo...

jajajaja a mi eso me ocurrio en un examen y se dieron la vuelta los de delante y todo xDDD

pepillo grillo dijo...

Ni verguenza ni leches, una tripa y un buen pedo es lo más sagrado del mundo!!.Se tenía que haber levantado y pedir un aplauso a tan original tripa.

Maquisaludos sinverguenzas para todas tus tripas...

An dijo...

Por supuesto que no controlamos nuestras vidas...si fuese asi la vida sería un rollo, un abrazo amigo, espero que la proxima obra que veas sea más tranquila :) SAludos

Una niña dijo...

Es horrible que esto pase en medio de una reunión también!! jajaja Entonces me entra la risa...
Ayer volví a cenar demasiado... Si es que no aprendo!
Besos!

Bocaseca woman dijo...

A mí me pasa en clase, y créeme, no soy la única.

Es lo que tiene cuando llevas "x" horas sin comer, que oyes sonar las tripas por todos lados xD

Dammy dijo...

A mi me han sonado las tripas un montón de veces, pero hace poco me sonaron estando con mi suegra y yo pensando "espero que no digan nada...", a eso que mi suegra se echa las manos a la barriga y dice, "uy, parece que me suenan las tripas", jejeje, evidentemente yo no dije nada, jejeje.

Un blogabrazo.

Rake dijo...

mmmm...te he dejado un regalito en forma de meme en mi blog :p
besillos^^

Chasky dijo...

Mira que eres maja, ahora mismo voy a ver qué encerrona me has preparado.

pez dijo...

Pobre tipo que mal se pasa cuando el estomago se pone a dar la nota y siempre por lo que sea cuando todo el mundo está en silencio.