martes, 7 de marzo de 2006

El director pajillero

El director de un instituto polaco dedicaba su tiempo de trabajo a navegar en Internet viendo páginas guarras, y por si no tuviera bastante se compraba la revista Playboy todas las semanas para hacerse unas pajillas cuando llegara a casa.

Pero un buen día el director observó perplejo como la cara de una de las chicas que salía en su revista favorita le era familiar, así que se puso a investigar. Hizo un trabajo sobrehumano de investigación para obtener alguna pista, pero fue en balde; hasta que un buen día vio esa cara en los pasillos del instituto, era ella, la chica de la revista.

- Buenos días señorita, su nombre por favor
- Sylwia Preiss - respondió ella.
- Me puede acompañar a mi despacho por favor.
- Sí claro, señor director.

En el despacho, el director le enseñó a la chavala la revista mientras no dejaba de fijarse en las tetas. Ella le explicó que sí que era ella y que se embolso unas buena pelas por aquellas fotografías, pero que no entendía qué problema había con aquello. Él enojado, le dijo que no podía permitir que una alumna enseñara a todo el mundo sus vergüenzas y que sería expulsada inmediatamente del instituto porque iba en contra de la moral católica y de las normas del instituto.

Así pues, la pobre chica fue expulsada, pero la revista Playboy en un gesto de buena voluntad le pagará los estudios en caso de que quiera terminarlos en una escuela.

Pd.: Todo lo aquí expuesto puede o no ser verdad, pero he tomado como base del post
esta noticia. Y otra cosa, no he querido poner foto al post pero podéis hacerlo vosotros si os pasáis por la página web de la señorita.

12 comentarios:

Cazadora de almas dijo...

De nuevo sale a relucir "la moral cínica" Que ajquitooooo!

besitos!

Chasky dijo...

Y además tendrías en tu clase a una chica famosa que sale en las revistas, y encima se te alegran los ojos todos los días.

pez dijo...

venga donde ay q firmar o soltar eurillos para la ONG "Playmates habandonadas"

Lo dijo...

NO entiendo cómo pueden seguir pasando cosasa así en la Europa adelantada. que no lo entiendo! yo denunciará al instituto e iría al juicio en topless para demostrar que no es pa tanto. ;)

Chasky dijo...

¿Irías al juicio en topless? Si lo hicieras saldrías en todas las teles del mundo mundial y me ganarías como tu admirador nº 1.

Mr.Incógnito dijo...

Poniendo aparte su "recreación de los hechos"...¿cómo se enteró este director power ranger de las foticos de la muchacha?...¿se lo dijo el espíritu de las navidades pasadas?

Porque va a tener usted razón, este tipo estaba abonao a la revista.

Chasky dijo...

Bienvenido mr. incógnito a este lugar recóndito de la blogosfera, sírvase lo que quier y está usted en su casa.

Y claro que estaba abonado a la revista, y se hacía unas gallolas en casa cuando se iban sus padres que ni te cuento.

El Gran Chimp dijo...

La afición a la zambomba no conoce fronteras ni religión ni edad ni color ni raza... eso está claro.
Tocando la zambomba todos somos iguales.

Isthar dijo...

Cómo odio la hipócrita doble moral de la gente.

Bien por Playboy, aunque ella debería ponerle una buena demanda a ese instituto para que echaran a ese carcamal moralista. Me molesta muchísimo que la gente tenga esos prejuicios estúpidos.

Chasky dijo...

Estas son las pruebas de que un país no está en absoluto avanzado en lo relativo a la libertad de sus ciudadanos, que no pueden hacer lo que les de la gana mientras no causen problemas a los demás.

Copycat dijo...

Una chica de mi facultad ganó un premio convocado por Playboy España que consistía en posar para la revista, dinero en metálico y un ferrari rojo.
La noticia corrió como la pólvora, claro, y todos los chicos de su clase se la rifaban para incluirla en los trabajos en grupo... por su intelecto, claro.
CC.

Dammy dijo...

El director de la escuela al echarla del instituto le dijo "te tendré en mis perversiones... perdón, en mis oraciones".

Un blogabrazo.