viernes, 16 de septiembre de 2005

Sin palabras

Cuando he leído esta noticia me he quedado sin palabras, pero es algo que cada cierto tiempo aparece en los periódicos. Se calcula que en España hay alrededor de 4.000 agresiones racistas al año y en muchos casos causadas por grupos neonazis. Estos grupos tienen presencia en unas 90 ciudades españolas, y como señala Esteban Ibarra, Presidente de la asociación Movimiento contra la Intolerancia, "son grupos no muy numerosos, pero con presencia en el subsuelo de la democracia especialmente en lugares visibles como los fondos ultras de los campos de fútbol".

Estos grupos no sólo atacan con violencia a los inmigrantes o personas de raza diferente a la suya, sino que además no dudan en hacerlo con gente con ideas distintas. Es el caso de esta chica de Oviedo, militante de la Juventudes Comunistas de Asturias, a la que grabaron una esvástica con un cúter en la cara por el solo hecho de sus ideas políticas. Pero esto de grabar la cruz gamada en el cuerpo de las víctimas no es algo nuevo y esperemos que no sea algo que se ponga de moda, ya en agosto de este mismo año ocurrió algo similar en Valladolid.

A pesar del título del post no podemos mantenernos callados y hay que denunciar estas situaciones, hay que arrinconar a esta gente y que se sientan solos, que sus ideas no son compartidas por nadie y no tienen cabida en nuestra sociedad. Y para ello TODOS debemos manifestar la total repulsa hacia cualquier grupo o acto racista, y entre ellos han de estar los presidentes, directivos, técnicos y jugadores de los equipos de fútbol, lugar en el que se encuentran y reúnen muchas de estas bandas.

“Tendremos que arrepentirnos no tanto de las acciones de la gente perversa, sino de los pasmosos silencios de la gente buena" (Martin Luther King)

8 comentarios:

Deyector dijo...

Son animales que se le va a hacer... Y lo peor es que van a ir a más, con el ritmo de inmigración que tenemos, en algún momento se disparará la xenofobia y saldrán como hongos

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

Prefiero ser atacada por alguien que me robe para comer o para drogarse a que me ataquen por mis ideas o por llevar un piercing o "parecer de izquierdas". Lo peor es que son niñatos que no saben ni lo que significa una esvástica. Vaya basura.

Deyector dijo...

Alguien que te robe para comer o para droga no se va a ensañar como esos hijos de puta... que encima lo hacen por "diversión"... ¡qué monos! ¡qué graciosos!

Chasky dijo...

Pues esperemos que los grupos racistas no vayan en aumento, lo que está claro es que para erradicarlos hay que unirse todos juntos, y en muchos casos, por intereses, como el caso de los clubes de fútbol, no solo no lo hacen sino que encima los defienden

Jamonyorker dijo...

Esto pasará hasta que se nos hinchen las narices y saquemos los palos contra ellos, que ya está bien de ir de buen rollo. ¡les va a crecer el pelo a base de leches!

Bereni-C dijo...

Cuando leo este tipo de cosas me quedo bloqueada... pero cómo...? por qué...? qué sentido...? Joder, es que no me cabe en la cabeza. No son animales, deyector, los animales nunca atacan por placer.

Chasky dijo...

Es que además sus ideas no solo son radicales sino que encima no tienen sentido alguno en estos tiempos (ni en cualquiera); sólo gente desequilibrada cree que una raza es inferior a otra. Deberían cogerles y meterles en la cárcel para el resto de sus vidas, son unos dementes que deben ser tratado psicológicamente y si no tienen solución, pues lo dicho, que se pudran entre rejas.

Y sobre todo no pasarles ni una.

DoctorBrigato dijo...

el futbol genera violencia, y esta es una consecuencia más del relevante papel que se les da a los presidentes de equipos de fútbol, retrógados irredentes. Si los campos estuvieran vacíos de vez en cuando, p.e. el otro día cuando se "coló" en el Nou Camp una pancarta en favor del Estatuto. Empezamos mezclando churras con merinas y acabamos con una esvástica en el carrillo.