martes, 27 de septiembre de 2005

Ebrovision (Primer día)

Disculpad estos dos días en los que no he escrito nada pero ha sido debido a que este fin de semana he estado en el Ebrovision, un festival de música celebrado en Miranda de Ebro. Así que voy a dedicar unos días a hacer la crónica del viaje, hoy el viernes.

En primer lugar presentaré a los colegas con los que fui: Manu (alias Brigato), Fer (alias Hannofer), y dos amigos suyos: Javi y Sergio. Para hacer el viaje desde Madrid fuimos en dos coches, el del Brigato y el de Sergio, yo fui con el primero en un viaje tranquilo escuchando Los Planetas y Plastica, y excepto un poco de caravana en Madrid el resto del tiempo fuimos bastante.

Todo iba bien hasta que entramos en Miranda, un pueblo industrial bastante feo (quedaros con esta palabra porque dará mucho juego) y gris. Allí es donde tuvo la transformación, el Brigato hasta entonces, pasó a ser el Manu chulito, algo que le ocurre cada vez que sale a otras provincias. El caso es que en la primera rotonda del pueblo hay un camión dentro de ella para tomar la primera salida, pero estaban los coches parados en un paso de cebra, y el chulito sin pensárselo se mete como si nada.

- Pero tío que es más grande que nosotros.
- Que se espere.

Después de un pequeño tour por el pueblo por culpa de una obra en un puente, llegamos al hotel: “Hospedería El Convento”, ya con el nombre daba miedo pero era el único lugar donde conseguimos encontrar alojamiento. Y tanto que daba miedo, se trataba de un antiguo convento fundado en 1334 y que ya en el siglo XVII fue hospedería y hospital de peregrinos. Cuando entré pensé que iba a ser recibido por un monje pero no fue así, había una señorita que nos atendió muy bien, nos pidió un DNI para tomar los datos. Yo deduje que era feminista porque solo apuntó mi nombre y el segundo apellido, seguro que odiaba a los hombres.

Una vez fichado subimos a la habitación y qué es lo primero que vi, un pedazo de cruz encima de las camas que ocupaba la mitad de la pared. Joder qué fuerte, le dije al chulito que yo no podía dormir con eso allí, así que lo quité y le di unas vacaciones de dos días en el cajón. Por lo demás, la habitación estaba bastante bien y total solo íbamos a estar allí para dormir.

Bajamos a cenar algo e irnos directamente al festival, al que podíamos ir andando porque estaba relativamente cerca (más o menos un cuarto de hora). En ese momento nos comenzamos a dar cuenta de que en la mayoría de establecimientos hosteleros la gente no comía nada, solo bebía. Preguntamos en un bar si nos podían hacer un bocadillo y la respuesta fue no pero por ahí tenéis una pizzería. Era mentira, vió que éramos “distintos a ellos” y quería engañarnos, oía las risas de los parroquianos del bar cuando nos fuimos. Al final conseguimos dar con un bar en el que tenían bocadillos pequeños preparados y cuya especialidad eran las patatas, de hecho eran las únicas raciones que tenían. Nos comimos unos bocatas y las patatas mientras vimos el baloncesto y como España ganaba a Croacia en la prórroga. Lo celebramos con la primera copa.

Ya en el festival (una antigua fábrica rodeada por vallas) cambiamos las entradas por la típica pulsera y pá dentro. Estaban tocando Standard, un grupo que animaba al público diciendo: “Vamos cabrones, bailad”. Pues para joder, que bailase su puta madre. De todas formas solo los vimos durante un cuarto de hora, pero en este tiempo ya nos percatamos de que allí había mucha gente del pueblo y alrededores. Hicimos tiempo viendo las camisetas, la mayoría de Los Planetas pero ninguna nos llamó la atención, a pesar de la presión que ya estaban ejerciendo sobre mi para que comparara una a la mujer tirita.

A continuación tocaba el grupo importante de la noche, Los Planetas, y a los que llegamos con un poco más de alcohol en la sangre a pesar del precio de las copas: 10 euros lo minis de ron, perdón los catxis, es que los paletos de Madrid no nos acostumbramos. Mientras esperábamos a que saliera J y compañía fuimos percibiendo más el rollo que llevaban los pueblerinos. En eso aparecieron los Planetas. Fue un buen concierto en el que disfrutamos con todas sus buenas canciones hasta que de repente se fue la electricidad mientras J estaba cantando “Podría volver”. Estuvimos diez minutos esperando a que arreglaran los problemas técnicos hasta que por fin regresaron al escenario. Comenzaron la canción de nuevo y cuando iba a decir ese “podría volver” paffff a tomar por culo otra vez. Esta vez los paletos se empezaron a poner nerviosos y ya oíamos algún comentario de preocupación:

- Como esto no se arregle pronto seguro que tocan ahora los suecos esos (en referencia a The Raveonettes)

Menos mal que esto no se produjo y Los Planetas volvieron al escenario, pero esta vez no se atrevieron a tocar de nuevo la canción gafe y pasaron a otra. Terminaron el concierto con un bis de dos canciones que hicieron saltar y cantar a todo el festival: Cumpleaños total y Un buen día, en definitiva un gran concierto.

Después del concierto lo que manda la tradición, a la barra a hidratarnos para evitar la aparición del “tío del mazo”, al que dicho de paso no vimos en el festival, aunque sí rondaba a alguno el sábado en las tascas del pueblo mientras la parienta preparaba la comida. Volviendo al festival, estuvimos hablando de la cantidad de indie-piojosos que merodeaban allí, chicos y chicas cool y vestidos modernos.

El Brigato lo tenía claro:

- Putos indie-piojosos, hacen un festival de estos y la gente de los alrededores se viene a verlo y no tienen ni puta idea.

Siguiente grupo: The Raveonettes, grupo danés, no sueco, y que debido a la dificultad idiomática del Chulito molón, les pasamos a llamar Los Ravones. Aguantamos cuatro canciones, todas cortadas por el mismo patrón, a pesar de que la cantante estaba buena. Pero Sergio encontró un parecido a su música:

- Son como Roxette, y el cantante es un gilipollas que no tiene ni puta idea.

Cuando no podíamos soportarlos más nos fuimos a la calle un rato a tomar el fresco mientras nos refrescábamos de nuevo. En eso que vimos por allí a Erik Jiménez, el batería de Los Planetas, con el que nos hicimos una foto para envidia de algunos que no pudieron venir. Jódete Erf. Y para más envidia había por allí deambulando un personaje de esos únicos y presentes en casi cualquier pueblo de España. Era un hombre de unos 55 años que había venido a presenciar buena música, aunque seguro que sus cantantes favoritos era El Fary, Manolo Escobar y la Pantoja. Pero allí estaba, un tío moderno, a pesar de su edad (prometo colgar la foto para deleite de todos porque no tiene desperdicio). El encargado de lograr una fotos con este hombre fue, como no, el Molón de España, el Dr. Brigato, venido de la Guadalajara profundo, y al que no le costó en absoluto comunicarse con el paleto mirandés.

Después de estos excitantes sucesos, y ya cansados por el viajes y toda la noche, de hecho eran cerca de las cuatro, aparecieron subidos al escenario Plastica, grupo portugués, que he de reconocer que me gusta. Eran cuatro componentes de los que destacaba el cantante con un gorro con orejeras al estilo Supergrass, qué calor tenía que pasar el tío, y el bajista, un ser todo pelo, el cual iba arrastrando por el suelo a la vez que lo limpiaba cual fregona humana. Si queréis comprobar lo feos que son pasaros por la galería fotográfica de su web. El concierto no estaba mal, pero después de cinco canciones empezaron a cansar, unido a que nosotros también lo estábamos, desembocó en emprender la marcha al hotel.

Llegamos al hotel, cada uno a su habitación, a disfrutar como quiso, yo al menos, durmiendo, pero no sé lo que hicieron en la otra habitación con su mando vibrador.

8 comentarios:

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

He llegado sólo a la referencia a mi persona...luego leo el resto.
Tengo una camiseta estupenda de los Teenage. El contorno de pecho muy bien calculado, chati.
Gracias.

Chasky dijo...

De nada, pero lo de la camiseta lo cuento mañana, aunque se me ha olvidado algo que ahora añado.

Bereni-C dijo...

Y a mí qué me has traido? eh? eh? eh? a mí qué me has traido? eh? enga dimedimedimedimeporfaporfaporfa ¿u nami er da? so qué es??

Bereni-C dijo...

oye que he entrado en la web de los plástica esos... y la canción mmmmola... a ver si tengo suerte con el soulseek

Chasky dijo...

Alguna canción no está nada mal pero cansan un poco. Pero no me digas que no son feos, el peludo se parecía a Cosa, el primo de la Familia Adams.

matarte dijo...

Que pena de cuchillo para rajarte el cuello,subnormal,gente cómo tú pijo de mierda sobra.El hijo de perra de los madriles que cuando sale del coño de su puta madre se cree dios.Jodido resentido!!Seguro que papaito te daba por el culo.

Blanca dijo...

ey, yo tambien estuve en Miranda del Ebro. Fui tan sólo para escuchar a Jota y florent y desde luego mereció la pena. Es mi grupo favorito y la gente que no es capaz de captar la voz de J me da solamente pena. Pero ¿por qué coño canta siempre con los ojos cerrados?

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

Matarte debe de ser el alcalde de Mirinda de Ebro y va a venir a tu blog con los concejales Escupirte, Darte por Culo y Sodomizarte a quemarte vivo. Los de MadriZ seremos chulos, pero fundamentalistas irracionales como tú Matarte, son los que hacen que lo catetos de MadriZ se conviertan en verdaderos Chulazos Subnormales cuando salen de la jaula. Tu mensaje sólo demuestra que eres un animal que sabe teclear. Segura estoy que no eres capaz de dejarme un mensaje en mi blog porque tienes que pasar la prueba de verificación y eso requiere cierta inteligencia...ale, ya me has alterado, me voy a por el parche.