jueves, 23 de septiembre de 2010

Hay que cambiar el mundo


A lo mejor en esta época de crisis deberíamos tomar ejemplo de la adaptación de otras especies animales y comernos a nuestros depredadores (llamense políticos, banqueros, empresarios de grandes compañías, sindicalistas y especuladores en general).


15 comentarios:

obiJUANkenobi dijo...

Pues si.No se xq sta tan mal visto la antropofagia

Winnie0 dijo...

Yo a más de uno no me lo comía...que me producirían aún más malestar....me tienen harta!!!bss

carmncitta dijo...

menuda indigestión!

iRiSë dijo...

Y qué lo digas... Eso sí, pobre gatito, ha sido a traición :-( xD

Jordi dijo...

Pues no estaría mal un giro radical

Inagotable dijo...

No estaría mal, pero para eso hay que jugar en equipo.

fiona dijo...

Los pollos están perdiendo totalmente la vergüenza...

Lara dijo...

Dejádmelos a mi que me gusta la carne cruda, jajajaja...

PUMUKIS dijo...

te iba a poner exactamente lo mismo que carmencita... que lo malo la indigestion posterior...

en las nubes dijo...

Estoy contigo... cuendo empezamos?

El dinosaurio dijo...

Pues sí, totalmente de acuerdo.
Saludos.

Aniña dijo...

estoy de acuerdo.
jajaja
un besazo

La Pequeña Candi dijo...

¡Uf, que pereza! Seguro que nos sienta mal...
Besos.

Ainhoa dijo...

Hay que ser un pajarraco para sobrevivir?

sorderita dijo...

Estoy de acuerdo con papeármelos.

Lo que pasa es que a la carne de cabrón le pasa como a la del pulpo: antes de comértela tienes que golpearla lo más fuerte posible.

Me pido los huevos (para golpear).