domingo, 19 de septiembre de 2010

A escasos metros de César Vidal


Ayer estuve en el teatro viendo una adaptación, la verdad es que quizás se pasaron con la adaptación a la situación española actual, de una obra de Joe Orton (Loot). Para poneros en situación a aquellos que no conozcáis a este autor, Joe Orton fue un dramaturgo británico de los años sesenta, solía escribir comedias negras criticando la sociedad, la religión, la justicia, todo ello cubierto con efluvios psicodélicos, surrealistas y fino humor inglés… Podríamos resumir su vida así: el chico era homosexual, se lió con un chaval con el que robaban libros de la biblioteca pública, cambiaban las tapas y los devolvían de nuevo, pasaron seis meses en la cárcel, después Orton escribió sus obras y acabó muriendo a los 34 años con 9 martillazos que le asestó su pareja. En fin, una historia.


Bueno, pues si a todo esto le añadimos que en la adaptación de la obra el padre era un facha con tirantes con la bandera española, la madre republicana, la enfermera hipercristiana para lo que quería porque era una puta redomada, el hijo gay y todos estaban liados con todos, no me esperaba encontrar a César Vidal. La verdad es que no podía creérmelo, ¿qué pintaba allí este tío?

César Vidal, un gran periodista

En cualquier caso me parece genial que personajes como este, hombres como Dios manda, bien vestidos, conservadores aunque mal conservados, vean obras como esta. Aunque supongo que después infravalorarán al autor, la obra y los actores por ser unos asquerosos rojillos. Estuve a punto de pedirle un autógrafo para ponerlo aquí pero he de reconocer que mis ganas de tomarme una cerveza fresquita se apoderaron de mi, así que salí del teatro sin entretenerme con chorradas.

10 comentarios:

Winnie0 dijo...

Uhmmmm no me apetece demasiado. Besitos de domingo

Inagotable dijo...

Raro raro, si que es...a lo mejor perdió una apuesta xD

Satie dijo...

Elegiste la mejor opción sin duda. Una cervecita

Sisco dijo...

Asi de misterioso, asombroso y impredicible es el ser humano.

Lara dijo...

Normal, es que la llamada de la cerveza es muy fuerte, jajaja...

en las nubes dijo...

cervecita.. bravas... i miss spain!!!

sorderita dijo...

o tal vez es un tío coherente (aunque no se esté de acuerdo con sus opiniones) y critica sólo lo que ve o lee o escucha.

Y no como el 90% de los críticos literarios, que es que me pongo enfermo de leerlos, joder. Porque vale que el Vidal, o tiene 100 negros o no me cuadra todos los libros que saca, pero ¿los críticos literarios? Estos son de los del curso de lectura ultrarápida.

Chasky dijo...

¿Y qué me dices de los contertulios de todos esos programuchos con un debate que parece que saben de todo? Puedo aceptar que están informados de ciertos temas y dan su opinión pero es que esta gente habla sobre cualquier cosa, jamás les oirás decir que no conocen algo.

La Pequeña Candi dijo...

Y a todo esto... ¿la obra cómo estuvo?
Con respecto a lo del autógrafo, creo que hiciste lo mejor: ir a beberte una cervecita fresquita.
Un abrazo.

sorderita dijo...

Pues sí lechón. Tienes toda la razón. A mi me dan una envidia... es que vamos, ¡qué claro lo tienen todo, los hijos de las cuatro letras!

Por otro lado no sé por qué les llaman debate, cuando todos opinan en el mismo sentido.