jueves, 6 de mayo de 2010

Consejos sencillos para una vida complicada (II)


Por si las moscas, no está de más llevarse tapones para los oídos cuando vas a dormir invitado en una casa ajena, nuna se sabe el nivel de ronquidos de los anfitriones.


Los que vayan a participar en el tema del mes de mayo, que no se olviden de publicar sus posts este sábado.


20 comentarios:

Jauroles dijo...

Tomo nota. También sería muy cortés llevar para los anfitriones...

Saludos.

Winnie0 dijo...

Tambien spray por si soy yo quien ronca. jaja bss

Marisela dijo...

esto me hace recordar que ayer en la farmacia un hombre pidió TAMPONES, la farmacéutica le dio los TAMPONES y él, indignado, le dijo que eran tampones para los OIDOS.

chapete dijo...

Mi post esta prgramado para el Sabado!!!

Lo de los ronquidos es muy fuerte, yo así no puedo, oiga

Metalia dijo...

Yo siempre llevo unos tapones en el bolso, son imprescindibles, también para el transporte público!, jajajaja

Lara dijo...

Hay casos en los que es necesária un arma, jajajaja....

Sand dijo...

Jajajaaaaa... qué grande!!

más razón que un santo tienes :)

dezaragoza dijo...

o del tono de las guarreridas.

Chica Vudú dijo...

Yo hace tiempo que metí en mi bolso unos tapones para los oídos... y más de una vez los he tenido que usar :S.

carlota dijo...

Y tampones ...

Hasta los cojones. dijo...

Pero que asco lo del mocarro ;)
Y muy buen consejo lo de los tapones, si señor.

Un abrazote.

El dinosaurio dijo...

Pues no es mal consejo no... jejeje

Feliz finde.

Martha dijo...

Jajajajaja! Muy buen consejo! ^^

¿Aprendido por una mala experiencia?

Besicos!

Martha dijo...

Y catorce!

Lileth dijo...

Dí que sí, yo los llevo a todos lados.

Chasky dijo...

Martha: Aprendiendo de varias malas experiencias.

Lu dijo...

yo siempre lo hago... soy demasiado delicada para coger el sueño...

carmncitta dijo...

yo no me separo de mis tapones, siempre los llevo por si acaso!!!!!!!!

pat dijo...

Lo suscribo totalmente... Claro que no me corto y protesto al dia siguiente...

An dijo...

Seguro que encuentras un arma secreta para neutralizarlos...los tapones, cascos y derivados...son lo único que me produce una inquietud casi claustrofóbica. Saúdos e apertas