domingo, 21 de diciembre de 2008

Cenas de empresa


Estas son fechas de cenas y entre ellas están las cenas de empresa. Supongo que dependiendo del grupo de compañeros con los que te toque trabajar será más o menos llevadera, yo en ese sentido, a pesar de pequeños piques o malos rollos, no me puedo quejar.

De momento en las cenas que he estado con mis compañeros he cenado y bebido bastante a gusto, pero eso no quiere decir que no se deba bajar la guardia. Digo esto porque el mayor peligro que hay en una cena de este tipo es sentirse cómodo y relajado, dejarse llevar y beber más de la cuenta. Y precisamente eso es lo que le ha pasado a una compañera en la de este año.

En su caso no sé si comenzó a beberse los vasos de vino como agua porque se sentía a gusto, o más bien para ahogar penas por tener que sentarse al lado del jefe. El caso es que comenzó bebiendo mucho vino, para seguir la noche matando las copas que se cruzaban en su camino. Copa que veía en una mesa, sin nadie que la custodiara, copa que iba a parar a su organismo en dos o tres tragos. Bailó como una loca, fumó, se desmadró, se cayó al suelo, se levantó, cruzó la castellana por medio de la carretera a las 4 de la madrugada con dos compañeros detrás para evitar un atropello, se negaba a decir dónde vivía, y tras averiguarlo por el DNI, una vez en su casa no quería cerrar la puerta.

En fin, toda una odisea para los compañeros que velaron por su seguridad hasta que salió el sol, y se quedó sobada en la cama de su casa. Me parece que va a ser un día que no olvidará nadie en mucho tiempo.

33 comentarios:

pumuki dijo...

puede que ella sea la unica que no se acuerde de nada jajajja...

Sandra dijo...

No hay cosa peor q una mujer borracha, y no hay cosa peor aún, que perder los papeles. La pobrecita mia mañana se irá escondiendo por los rincones de la verguenza. Lastimica, no ser demasiado crueles con ella.

carmncitta dijo...

jupe, menudo espectáculo....no se puede uno pensar que está con los amigotes...que son los del curro y hay que controlarse.

anuski dijo...

Pobre chica, vosotros por lo menos ahora os reis, ella cuando se acuerde querrá que se la trague la tierra.

Por cierto, me he sorprendido mucho tu relato con ese final tan abierto, casi que deberían de ser cuatro partes, pero me ha gustado, muy bueno.

Felices fiestas!!! :)

manumara dijo...

Felicita a tu compañera. A mi me ha gustado su comportamiento, fue todo expresión, protesta, cruzar los límites, olvidar las normas y 'aquí estoy yo'

Didac Valmon dijo...

estas cenas son peligrosas...sobre todo porque tu boca puede costarte el trabajo, tu boca alcohólica, claro

SOMMER dijo...

Yo es que nunca trabajaría para una empresa que me admitiera como empleado....

(Parafraseando al genial Groucho)

Belén dijo...

Yo no fui al final porque me parecía super caro! y si me contaron que una si se pasó con el vino y con malos tragos... aissss

Besicos

Sally dijo...

Buuuf igual no se acuerda de nada... con un poco de suerte! Y asi podra ir a trabajar sin problemas, más fresca que una lechuga!

Besos!

Rake dijo...

Uys!! Pues es bastante probable que ella sea la que no se acuerde de nada! :s

Kay dijo...

Jaaaaaaajaa, me encanta...menudo corte después :S

Cora dijo...

Menuda noche toledana que se dio la chica, jeje, yo no trabajo para ninguna empresa, pero tb he tenido cenas de otras actividades a las que voy, y han sido geniales, solo iria si me apeteciera de verdad, no soy de ir a cenas en las que hay gente con la que no tengo quimica.

Mary Lovecraft dijo...

¡Qué vergüen por dios!

yo preferiría desmadrarme así (si no hay más remedio que hacerlo) ante desconocidos antes que compañeros de trabajo o cualquier otra fauna conocida!!

enfin, yo es que eso de las cenas de empresa nunca las tragué y he ido en contadas con los dedos de una mano y me sobran! por probar vamos, pero que al resto siempre me negué ir.

beso, y gracias por pasar por mi blog! :D

chapete dijo...

Puf, y el careto de vergüenza a la hora de volver al currar al día siguiente...


chauuuuuuuuuuuuuuuuuuu

Girl From Lebanon dijo...

Pobre...que vergüenza!! se supone que esas "miserias" solo las presencian tus amigos y familiares...pero tus compañeros de trabajo...la cara de esta chica en el curro nunca será la misma...
bss!!

eL_TiTo_MaTi dijo...

este tipo de cenas son peligrosas para la integridad de las personas jejeje

sacris dijo...

La comida de mi empresa de este año la organicé yo. Fue más una comida de compañeros que otra cosa, mi empresa no nos ha dado ni cesta, de hecho ni se ha dignado a mandarnos una felicitación. En fin.

También hubo uno que se emborrachó mucho y tuvimos que llamar al samur, que nos dijeron que le mandaramos a dormir a casa. Entre que comimos y bebimos y esperamos a que volvieran de acompañarle a casa salimos del restaurante a las ocho y media.

Encima el que la pilló gorda fue el nuevo. Vaya imagen con los jefes...

potsis dijo...

Que suerte la mía, que este año han suspendido la cena de empresa por la crisis. Y lo prefiero así.

Persio dijo...

Está bien visto eso de mantener la guardia alta... nunca se sabe. Siempre llega el lunes siguiente.

¡Feliz Navidad!

en las nubes dijo...

algunas cenas deben ser un verdadero show!!! la mia esta genial, todo animadores y actores... muchas risas y poco estres jajaja

evemary dijo...

hmmm... eso me trae ciertos recuerdos...

Pegotitos dijo...

Ya por norma si no sabes beber no lo hagas. Y en una cena de trabajo menos aún. Seguro que al día siguiente, cuando se acordó de lo que había hecho, le entraron ganas de darse de baja en el mismo momento. Ahora falta que comentes como llegó al curro después de aquello!!!

Manzana de caramelo dijo...

La verdad que hay gente que no tiene control con la bebida...

Besitos de caramelo!

pez dijo...

Son terribles esas cenas como no estes alerta con lo que haces y sobre todo con lo que dices que puede ser mucho peor.

Yo por si acaso no voy a ese tipo de encerronas en las que haya jefes.

Lara dijo...

Yo por lo menos no tengo cenas de empresa y no sabes tú lo que me alegro, jajaja...

Chasky dijo...

Pegotitos: Pues al día siguiente no llegó, la cena fue el martes pasado y el miércoles no vino al curro porque decía que tenía fiebre.

El caso es que el jueves llegó al curro cabizbaja y con un día de vacaciones menos. Hubo algún comentario acerca de qué tal se encontraba pero la mayoría no dijimos nada, mejor no recordarle el episodio aunque me temo que jamás se olvidará.

Pepe del Montgó dijo...

Que bien lo he pasado en esas comidas que continuan con unos cubatas y como un día es un día vamos a por un cubata y jajaja. Llamo al la mujer "voy acenar con los compañeros" y alguna copa después. Resaca al día siguiente pero después del tiempo lo recuerdo con cariño.

Sandra dijo...

Feliz navidad guapeton!:

Besos.

Aniña dijo...

y mañana la de nochebuena xD

-=CID=- dijo...

La verdad es que en las cenas de empresa no hay que relajarse, porque puedes hacer cosas de las que despues te arrepientas :)

Felices Fiestas

BoliBic dijo...

En mi curro, gracias a dios, hay buen rollo, son todos muy campechanos.. Pero esa anécdota de la tía borracha me suena muchísimo, de hecho pasó en mi anterior curro y tuvieron que llevarla a casa.
Si ya digo yo que para beber hay que saber mear, jaja

SehT dijo...

Ay, pobrecilla... Se dejó llevar, se dejó llevar... A lo mejor tenía un mal día y aprovechó la cena para ahogar las penas. En fin, no eligió bien el momento...

PeterPsych dijo...

La mia, este año, ha sido genial.