lunes, 2 de agosto de 2010

Coche con bombas lapa


El anterior consejo está dedicado a mi chica, la cual tuvo la maravillosa idea de dejar su coche debajo de un árbol, ya harta de dar vueltas buscando aparcamiento. Pues bien, dos días después aquello era un coche lleno de mierdas de pájaro de todos los tamaños, colores y formas adheridas al coche. Yo la verdad es que soy un poco dejado para estas cosas del coche, total ahí en la calle se va a llenar de mierda en seguida, mientras se vea por los cristales… Pero mi chica no es así, ella tiene que tener el coche siempre limpito, así que tocó ir a limpiar el coche a la gasolinera.

Así estaba la luna delantera del coche

Fuimos a la zona esa en las que hay cubículos con una manguera de agua a presión y ahí nos pusimos a dar manguerazos al bólido. Primer euro que se traga la máquina y resultado poco satisfactorio, las mierdas siguen incrustadas, como si hubieran echado raíces sobre la chapa. Le doy con el cepillo pero no se despegan ni el 5%. Así que otro euro que sale del bolsillo a la máquina.

Ahora la cosa iba mejor, parecía que los truños de pajarraco se estaban empezando a ablandar. Entre chorrazo y chorrazo intentábamos raspar como podíamos las mierdacas, con un trapo o bien directamente con las uñas. Era increíble lo duras que estaban las cabronas después de un buen rato a remojo, por ejemplo algunas de los cristales eran imposibles desprender. Segundo euro que se traga la máquina, resultado: un 50% de los tordos despegados. Así que otro euro que sale del bolsillo a la máquina.

Antes de darle caña al agua a tope de presión, continuamos raspando y raspando con un trapo lleno de mierda, y con unas uñas en las que la mierda había comenzado a penetrar hasta dentro (este sería un buen método para dejar de comerse las uñas aquellos que tengan la manía). Al final le enchufamos de nuevo agua a cascoporro y sin piedad, centrándonos ya solo en las mierdas más resistentes. Resultado: un 90% de los tordos despegados.

Me acabo de enterar de la existencia de este producto

Y como ya estábamos cansados y con pocas ganas de continuar, así lo dejamos. En cualquier caso, fijaros si las mierdacas de pájaro eran resistentes que no se diluyeron con el agua sino que cambiaron de casa. Los chorrazos de agua impulsaron las mierdas del coche hacia las paredes del cubículo, las cuales terminaron pintadas con gotelé.

24 comentarios:

chapete dijo...

Son corrosivas!!! Ya podian hacer caquita en las estatuas, que para eso están!!!!

Isabel dijo...

te entiendo por experiencia , hacen falta mas de 3 euros para conseguir quitarlas.

un beso

Patgor dijo...

jajajajajajajaja Me parto contigo chas jajajajaja
Creo que te estas metiendo en demasiada mierda jeje

¿por qué no lo metisteis en el túnel de lavado?? Suele ser lo más efectivo.

Saludics majo!!!

Mo dijo...

Jajajaja con las uñas!!! que horror!! yo no le doy a unas cacas de pájaro con las uñas ni harta de vino, ahí se queden en el parabrisas por los siglos de los siglos!!!!


Besossssssssssssssssssss

un completo gilipollas dijo...

Usted siempre tan escatológicamente didáctico...

Siempre suyo
Un completo gilipollas

Jordi M.Novas dijo...

dios santo, qué asco..

Lara dijo...

No, si hasta la mierda sale cara, jajajaj....

Venus Doom dijo...

vaya guarrerida... y qué bonitas quedarían las paredes del cubículo, puro arte!

Yo dijo...

Qué asco!!! yo tampoco sabía que ese producto existía. Dónde lo venden?

besitos

Verónica dijo...

¿La foto que se ve es la del coche en cuestión? ¿Qué pajarraco deja unas ponas así?... Qué asco!!

Winnie0 dijo...

jajaja Por cierto ¿y esa ley de Murphy de que cuando uno lava el coche siempre llueve al día siguiente? jaja
Besos ibicencos

en las nubes dijo...

Esas cagadas parecen de cigueña!!!

Maitasun dijo...

Joooo, jejejejejejejejeje, que bueno!!!
Yo tampoco conocía ese producto.... pero ahora que lo dices, mi cristal está también un poco asquerososo... quizá me lo tenga que comprar :S

Besicos

Chasky dijo...

Patgor: Porque quería derrotar con mis propias manos (y uñas) a aquel enjambre de mierdas. Era una cuestión personal.

Yo: Seguro que es un timo de esos que ahí por los interneses.

Verónica: No es la foto del coche en cuestión pero el protagonista de la historia estaba más o menos igual.

Winnie: Me da asco el Murphy ese, es un sabelotodo de mierda.

laquesigueaqui dijo...

Ahora entiendo la entrada anterior a esta. Tu chica ya se habrá dado cuenta por qué estaba libre ese sitio. Y si no a comprar ese producto, nunca había oído hablar de él.

Besos.

Ricardo Astrauskas dijo...

Yo igual que tu tampoco me estreso, cuando estoy esperando a alguien agarro un trapo y voy quitando una por una, pero no dedico tiempo y menos dinero.

Bocaseca woman dijo...

Ñas!!! El que avisa no es traidor xD

El ácido úrico de las ñordicas os va a dejar sin pintura...

Otoño dijo...

Pues mira, a mí esto también me pasa porque aparco justo debajo de un árbol que hay en mi casa y me lo encuentro lleno de misiles por las mañanas es echarle un cubo de agua super ardiendo, que no puedas ni meter la mano, y así se ablandan. Luego ya le pasas con el chorro de agua fría a toda potencia y salen :D

Que no se queden muchos días las mierdas pegadas que levantan la pintura del coche! Eso también lo sé por experiencia jaja

Ika dijo...

Empiezo a pensar si las palomas no irán a comisión con los del lavadero!!!

Por cierto, da gracias que ahí no hay gaviotas!!! Ahí dejo el dato....... jajajaja

Jauroles dijo...

Mira que son resistentes las jodías cacas!!!

Saludos.

un completo gilipollas dijo...

Mi querido amigo, le he votado en los premios 20 minutos. Por nada en especial (no es necesario que me vote, para nada). Simplemente porque me parece que su blog merece ganar para que le veamos todos la cara cuando vaya a recoger el premio.
Suerte!!!!
Siempre suyo
Un completo gilipollas

Inagotable dijo...

Te sale más barato pintar el coche de color mierdaca xD

Satie dijo...

Yo, por eso nunca lo limpio.

Pablo dijo...

Ufff... Qué chungo es eso, eh. Seguramente haya dejado el coche debajo de un árbol donde cualquier ave tenga su domidero o un nido. Mira el lado positivo, por lo menos en Madrid no hay cóndores.