jueves, 25 de febrero de 2010

La osa y el brócoli


Uno de los símbolos de Madrid es el oso y el madroño y la verdad es que al menos ahora no nos podemos sentir muy identificados con ellos. Dicen que antaño Madrid era una región con abundantes osos y osas, y precisamente una osa fue la que el antiguo concejo de Madrid comenzó a utilizar en sus escudos. Se puede llegar a entender por tanto el uso de una osa en el escudo de Madrid, comunidad osezna probablemente diezmada por la afición de los reyezuelos españoles a la caza, afición que perdura hasta la actualidad.

Lo del madroño supongo que también tendrá su sentido pero al parecer la explicación del origen está más difusa. En primer lugar porque precisamente Madrid no era tierra de madroños, a los mejor un flipado de la época pintó en un escudo un oso con una planta. Después llegó otro flipado y para darle un toque de colorido le pintó unos frutos colorados. Y al final llegó el iluminado de mundo y dijo que aquello era un madroño. Anda sí, sí, es un madroño, además empieza igual que Madrid, madr-, Madrid, madroño, sí, está claro, es un madroño.

Pero ahora que parece que todo el mundo lo tiene claro, llego yo a esclarecer a la opinión pública la verdad y toda la verdad sobre el madroño. Lo primero que hay que decir es que no es un madroño, no, y traigo pruebas irrefutables. El kit de la cuestión se encuentra en la escultura del oso y el madroño de la Puerta del Sol, hace poco movida casi al inicio de la calle Alcalá. Veámosla detenidamente:

El oso y el madroño, que no es ni oso ni es madroño

Cualquiera con conocimientos en madroños se dará cuenta de que se trata de un madroño un poco raro, más parece un árbol con ese tronco que un arbusto. Debajo podéis ver una foto de un madroño para que comparéis:

Los frutos metidos en aguardiente, después de un tiempo están muy ricos

Entonces, si no es un madroño de qué se trata. La respuesta no es sencilla pero creo tener la solución, en realidad es un brócoli. Por lo que me ha contado un viejuno con un porrón de años y que dice haber vivido más de nueve siglos, un labrador madrileño llamado Evaristo se encontró en sus tierras un superbrócoli con el que alimentó a todo el pueblo durante una semana. Todos acabaron hasta las narices de comer siempre lo mismo pero bueno, más vale esto que un cacho mendrugo de pan duro. A partir de este momento, aquél brócoli pasó a simbolizar la prosperidad y la solidaridad del pueblo madrileño, formando parte del escudo del concejo. Pero como decía antes, al final debió llegar algún “artista” y para darle un poco de color al asunto le pintó unos círculos rojos al brócoli.

Pero no os dejéis engañar, en realidad el oso y el madroño debería llamarse la osa y el brócoli.

El fotomontaje como podíais esperar es penoso pero es que uno no da para más


20 comentarios:

Lara dijo...

Jajajaja... pues a mi me mola el montaje. Y si, llevas razón, los madroños no son así. Acabas de cambiar totalmente la imagen que tenía de Madrid, jajajaj..

Winnie0 dijo...

jaja pues me ha encantado el montaje y la historia.....Besos

en las nubes dijo...

jajaja yo siempre he dicho que es una osa pero lo del brocoli se ma habia escapado :D

carmncitta dijo...

es cierto, cómo he podido estar tan ciega, jaja

si, bwana dijo...

Pues a ver si el señor alcalde, en alguna de sus múltiples excavaciones, encuentra un símbolo más apropiado para el escudo de Madrid. ¿Tal vez una excavadora?

Jauroles dijo...

Jejej el montaje es buenísimo.

+Venus Doom+ dijo...

mira que la humanidad, no querer escuchar al Evaristo, ese tipo celebre...

yo creo que dijeron madroño pq suena mas exotico, pero oye, si es un brocoli, al pan pan y al vino, vino...

Polilla dijo...

Jajajaja, no puedo comentar nada más, sólo río. Muy grande lo del brócoli, Chasky.

Martha dijo...

Ehhhmmmmm...Pero ¿todo esto lo sabe ya Gallardón?? ¿A qué estás esperando para mandarle un informe detallado??

Inagotable dijo...

Eso sí es una labor de investigación, ahora que, igual tiene más valor científico el hombre que ha vivido 9 siglos que la osa y el brocoli.

Maitasun dijo...

jajajjajajajajaja, Chasky, estás hecho un hacha, tía.
Gracias por la sonrisa matutina!

Besotes y buen finde

Girl From Lebanon dijo...

Deberías investigar mas y aportar pruebas...puedes cambiar la historia amigo XD

Bss!!

Completamente Gilipollas dijo...

Mi querido amigo. No investigue tanto que entonces las cosas pierden encanto. Se lo dice alguien que investigó demasiado a su mujer y acabó descubriendo que se habia casado con un hombre.
Siempre suyo
Un completo gilipollas

Ana dijo...

Vaya, termino de adquirir nuevos conocimientos, además muy "montados",jejje

Dr. Deferiensia dijo...

Yo creo que es un oso muy pequeño flipándose con setas.

Creo que un rey flipado se sintió como un oso comiendo setas y tuvo la respuesta a todas las preguntas de la humanidad.

Los puntos rojos son las manchas de la amanita phaloides, sin duda.

lacasitera dijo...

jejejeje está clarísimo que es un brócoli, parece mentira que nadie lo haya visto hasta ahora xD
Y el montaje mola.

Lalaith dijo...

Pues es verdad, sí. Sí, sí, sí. Con tanto cambio, tanta reforma, tanta obra y tanto tocar las narices, podían decir públicamente la verdad del asunto y cambiar oficialmente "El oso y el madroño" por "La osa y el brócoli". Qué es esto de engañar a la gente con mentiras y leyendas falsas, hombre ya.

Wenanena dijo...

Mucho más claro...¡¡¡dónde va a parar!!! yo es que no paraba de buscarle las pelotas al oso y resulta que tenía toto!!!. TEla...

SehT dijo...

Jejeje, pues un poco pinta de brócoli sí que tiene...

Satie dijo...

Pues los madroños está mucho más ricos que el brócoli, por donde yo vivo suele haberlos.