jueves, 3 de julio de 2008

No tengo patatas

Tenemos una vecina gilipollas perdida, creo que ya en algún post os conté que no la saludaba cuando me cruzaba con ella en la escalera porque la imbécil no decía nada. Pues ayer me enteré de que ahora se ha enfurruñado con mi madre, ya tampoco habla con ella.

La vecina (Bonifacia a partir de ahora) llevaba una temporada bajando a mi casa a pedirle alimentos a mi madre. Llegaba y le pedía por ejemplo un cartón de leche, que como adivinaréis no le devolvía; varios días le preguntó si nos había sobrado pan, más de un huevo le ha dejado... En fin que se estaba pasando, no es que fuera todos los días pero sí de vez en cuando y nunca le ha devuelto nada. Mi madre empezó a refunfuñar pero nunca se ha atrevido a negarle nada, y ahora misteriosamente la Bonifacia deja de hablarla. ¿Qué ha ocurrido?

La respuesta nos la dió mi hermano...

- La Bonifacia es más rara, no entiendo cómo es que ahora no me saluda - dijo mi madre mientras cenábamos.
- A lo mejor se ha cabreado porque el otro día bajó su niño orejón preguntando por ti, le dije que no estabas, me pidió patatas y después de decirle que no teníamos le cerré la puerta en las narices. Creo que la Bonifacia estaba arriba con la puerta abierta escuchándolo todo - respondió mi hermano como si nada.


Cuando lo contó me descojonaba.

31 comentarios:

anuski dijo...

Aysss, no entiendo muy bien este post, pero sí que es verdad que hay vecinos muy raros.

Pobrecillo el niño, tampoco será como Dumbo ni el Príncipe Carlos de Inglaterra ¿no?

Besitos!!

Chasky dijo...

Lo que ocurrió es que seguro que mi hermano, sabiendo lo que ocurría, le dijo alguna barbaridad al niño para que dejaran de pedir cosas que luego no devolvían.

Juancho dijo...

Así me gusta. Es que hay mucha jeta en este vida.

Rake dijo...

jaja!! Que majo tu hermano, no?? Aunque si la mujer tiene tanto morro, me parece muy bien! xD

El gambusino dijo...

Un chavalín con las orejas desabrochadas pidiendo patatas?

Lo meto en casa y llamo a la asistenta social.

sacris dijo...

Esto de los vecinos es un mundo, la mía es del tipo "Maruja-quiero-ver-lo-que-tienes-en-casa", no pide comida, solo es cotilla. Cuando salgo de casa puedo escucharla ponerse detrás de la puerta a espiar por la mirilla.

chapete dijo...

y encima envia al niño a mendigar comida!!!

desde luego, hay qente que no tiene vergüenza...


chauuuuuuuuu

Brie dijo...

Buah, eso que os ahorráis, que le de la brasa a otra vecina, la muy morruda :D

Casandra dijo...

¡¡Es que no sabéis hacer las cosas bien!! Lo que teníais que haber hecho es darle la patata más vieja que tuvierais, de esas con brotes ya, para que pudiera plantarla y hacerse un campito de patatas. Así ya no os tendría que pedir nunca más. XD Un besito

yaves dijo...

jajaj que crack tu hermano, bien hecho..yo también tengo una vecina de
esas que se creen qtu casa es el supermercado, pero por fin aprendió mi madre a decirle qno

bessos

fresquete dijo...

Pobre niño. Qué infancia tan dura. Y para más inri es feo. Pobrecico.

Juna dijo...

Las que tengo yo en mi planta solo se dedican a despellejar al vecindario de vez en cuando, que quedan en el descansillo y se tiran cascando horas y horas...

Amos, lo que viene a ser un "radio-descansillo" XD

Girl From Lebanon dijo...

Imaginate al niño diciendo:"jo, mama, que me da vergüenza, otra vez...", pobrecito, y con esas orejas...ahora, tu hermano, sembrao.Bss.

SehT dijo...

Pues menos mal que alguien ha hecho algo, porque como la mujer fuera cogiendo más confianza igual acababa mandándoos al niño a comer a vuestra casa...

Martha dijo...

Jajajajaja! Que buenoooo tu hermano! Eso es, sin tapujos directo al objetivo!

Ainss...tu hermano se acaba de convertir en mi ídolo! Porque yo también tengo una familia de vecinos que telaaaa. A ver si aprendo la lección de tu borther y la próxima vez les hago algo parecido!

1 besazo!

CRIS dijo...

Voy a tener que dejar de leerte desde la oficina, porque me da la risa... de contenerla me pongo colorada... viene mi jefe y pensará que tienen de divertido las 20 facturas que me acaba de dar para revisar... ains.. que risa... el tema de los vecinos da mucho juego, pero con esto que cuentas yo me parto...
besos

Mara dijo...

La bonifacia lo q tiene es mucha cara y mu poca vergüenza!!!!

[Doctor JB] dijo...

Pues ya está, gracias a tu hermano os habéis librao de los atracos descaraos de la Bonifacia, jejeje.

Anónimo dijo...

jjaaaa, mi madre tiene una vecina que es igual o peor, peor pq le ha pedido hasta dinero y claro, no le hemos vuelto a ver. Cuánto dices que cobraba tu hermano?? necesitamos sus servicios (la del lomo)

Herel dijo...

Pero pobre niño, ¡si sólo era un mandao!
Yo prefiero no saludar demasiado a los vecinos, porque acaban intentando meterse en tu casa... y luego no hay quien se los quite de encima sin parecer maleducado.

Cat's dijo...

la bonifacia tiene mas cara que teta, seguro. Pero esto de aprovecharse del pobre niño....no tiene precio, y tu hermano seguro que es de los mios, QUE NO TENGO PATATAS!!!! LO QUE TENGO ES UNA BOLSA DE OSTIAS PARA REPARTIR, JEJEJJE, tampoco es que soy agresiva pero es que cuando me tocan las patatas....jejeje
besotes!!!

carmncitta dijo...

jajajaja se acabaron las visitas de bonifaciaaaaaaaaaa, GRACIAS HERMANO DE CHASKY! jajajajaja menos mal porque menuda pesada...

Hasta los cojones. dijo...

Odio el aire acondicionado, es que soy alérgico.
De geografía, pues fatal, oiga ;)
Pues imagínate el miedo que yo siento con don hijas… Buf… Ya mestoy sacando el permiso de armas.
A mis 40 recién cumplidos, aun no se me ve el cartón.
Pobre niño, yo tengo también algún que otro vecino/na especial, pero no hay nada que no se resuelva con un buen par de guantazos, ja, ja, ja…

Un abrazo, compañero.

Lu dijo...

que lista la Boni, no?? enviando al hijo a mendigar patatillas... pues le ha salido el tiro por la culata! un hurra por tu hermano!!!

Leslie dijo...

jajajajaj yo tengo unos vecinos super odiosos tambien, me han hecho cosas que me poner de pesimo humor... pero ni modo, cada vez que tengo la oportunidad me las cobro... ya hasta me lo encuentro divertido
pasaba por aqui y me ha gustado... vuelvo pronto... saludos!

Cube dijo...

Yo también tengo una vecina gilipollas que no me saluda en la escalera, me tumba la bici en el portal y le echa chicles a la cesta (hasta que decidió poner un cartel diciendo que no pusiese ahí mas la bici) y alguna vez me ha dicho por el patio de luces que me vaya a tender la ropa a mi país. Yo estoy por meterle blandi blu en el buzón.

Eva dijo...

Si que es en un edificio te puedes encontrar gente de todas las calañas. Este que cuentas tú es el clásico gorrón de la vecindad. Yo soy de las que piensan que mejor tenerles enfadados que de amigos, económicamente siempre ganas más.

panterablanca dijo...

Jajajajajaja!!! Yo tengo un primo que hacía lo mismo, pero a otros niveles. Venía a casa, le pedía a mi madre si le podía poner un vaso de whisky, charlaba un rato y se iba, hasta que mi madre se olió que sólo venía por el whisky. Un día le dijo que no teníamos, y efectivamente, ya no volvió más. Moraleja: De jetas hay en todas las familias.
Muy bien hecho tu hermano, jijijijiji!!!
Besos selváticos.

Veca dijo...

Puede que tenga problemas de pasta o que sencillamente tenga un morro que se lo pisa, pero anda que te has quedado a gusto con su hijo eh, jejje.

Ahora me estoy comiendo unas patatas de jamón que están de vicio. A la salud de la Bonifacia.

Missy dijo...

jajajaja :DD, nuestra bonifacia particular es "el niño de las tetas caídas", que como su propio nombre indica a pesar de ser un él, tiene tetas y caídas...jiji, siempre nos pide cosas, intentaré el truco de tu hermano, jeje, muaaaks!!

Anónimo dijo...

Jo, pero que morro tiene la gente... se empieza por un poquito de sal, se sigue por una taza de arroz y cuando menos te lo esperas... zasss!!! te están pidiendo la videoconsola, la tele... o el aire acondicionado!!! pero que morro que tienen estos vecinos de hoy en día. Encima, cuando un día les dices que no tienes se enfadan y no te vuelven a hablar... claro, que por una parte mucho mejor, porque así vuestra economía familiar mejorará bastante (lo digo porque así tendréis menos bocas que alimentar, jaja).
Un besito guapetón.
Rakhel