domingo, 27 de julio de 2008

El bambino horripile

Estaba tumbado en la playa sobre mi toalla multicolor medio traspuesto y con una modorra digna del calor que hacía, cuando tras abrir levemente un ojo presencié aquella aparición divina: un bambino horripile correteando de manera poco grácil por la fina arena. Tarde poco en abrir los dos ojos por completo, me incorporé y a los pocos segundos ya tenía claro que aquél niño gordito iba a ser protagonista de un post.

Primero describámoslo un poco, el bambino de unos 10 años iba ataviado únicamente con un bañador marcapollita, de esos bóxer que cubren un poco las patejas. No sé si a las chicas os molan este tipo de bañadores marcando paquete pero al niño le quedaba de puta pena, era de color azul marino con franjas rojas y azul más claro. Encima del bañador tenía el flotador, una hermosa barriga morenita, al igual que el resto del cuerpo (excepto la espalda que luego os contaré), que al correr botaba.

Ejemplo de bañador marcapolla, al parecer cuanto más pequeños mejor

Hubiera sido lógico pensar que aquel niño fuera abandonado en la playa por sus padres, le dejan a las 10 de la mañana y le recogen cuando se pone el sol, pero no era así, allí estaban sus padres y su hermana. De estos tres la única que aparentemente se salvaba era la niña que parecía bastante normalita, en cambio su madre era un taponcito de 1,50 del mismo peso que la altura quitando la coma, con voz de pito, evitaba que nadie la observara enseñando sus voluptuosas ubres, las cuales por culpa de la gravedad le llegaban sin exagerar a la altura del ombligo. En cambio el padre era un tío alto, fuerte, moreno, con pelos en la pechambre, también con bañador marcapolla, llegué incluso a pensar cómo aquél mozo podía estar con aquella mujer poco agraciada. La verdad es que me encantó pensar que el amor no tiene barreras y hay cosas más importantes que el físico, pero en cuanto aquél padre se levantó me di cuenta que tenía que tener algún problema en la cabeza, vamos a dejarlo en que no debía ser muy listo (distintivo también de su hijo horripile).

Pero vamos de lleno con el nene, un ser ridículo y gilipollesco en su esencia, del que esperas que en cualquier momento haga alguna de las suyas. Ya he hablado de su bañador marcapaqueti, que rellenaba sin problemas por detrás con un buen culo pollo, pero lo más curioso es que lo llevara medio caído enseñando la raja del culo, que evidentemente también tenía morena. El tío estaba negro como el tizón pero como os adelanté antes no en todo el cuerpo, la espalda la tenía blanquecina, ¿por qué os preguntaréis? la respuesta es sencilla: ¡¡¡era un niño crema!!!. Su madre en un afán de protegerle del sol le había echado crema a cholón, haciéndole en la espalda una costra de varios centímetros que no consiguió absorber ni eliminar a pesar de estar una hora haciendo el gamba en el agua.

Michael Jackson cuando iba a la playa de pequeño también era un niño crema

Pero entremos ya en materia, con qué se rodea un niño ridículo: con cosas ridículas. A parte del bañador feísimo por la mitad del culo tenía una colchoneta ridícula, a esa edad puedes tener una con Spiderman, cualquier otro superhéroe o sin ningún dibujo pero lo que no concibo es que fuera con una colchoneta de Mickey y Minnie. Además pude comprobar que era suya porque el resto de miembros de la familia tenía otras colchonetas, era cómico observarle mientras intentaba subirse al cacho plástico con aire; al final a la décima intentona lo lograba con la cara llena de sudor y la espalda aún encremada. Una vez encima de la colchoneta pensaba que podría disfrutar de un momento de relax, que lo suyo le había costado subir. Pero no fue así, al poco tiempo no sé qué cojones hizo que se le dió la vuelta la colchoneta y cayó al agua; dejando en medio del mar la colchoneta de los ratones salió dando arcadas y escupiendo kilos de agua salada con babas, era patético ver al padre en busca de la colchoneta mientras la madre le arreaba un par de gritos al niño agonizando de rodillas sobre la arena.

Pero ahí no quedó la cosa, para vengarse del traicionero mar que le hacía pasar un mal trago se enfrentó a él, en posición de ataque con las patejas flexionadas y los puños en alto le arreaba mamporros a las olas cuando rompían en la arena. La verdad es que hasta en esta situación parecía ridículo puesto que aquellas pequeñas olas eran capaces de hacerle tambalear de vez en cuando. Lástima que sólo coincidiera con él en la playa un día porque sino tendría material para escribir unos cuantos posts del bambino horripile encremado.

40 comentarios:

BoliBic dijo...

niños, niños niños.. son tan odiosos en la playa como los perros o los mayorcitos que se ponen a jugar al futbol a tu lado. La verdad, yo odio la playa, creo que ya lo dije. Me parece un sitio para dar rienda suelta a nuestro catetismo mas exagerado. Varios ejemplos:

- la neverita llena de peladillos de esas viejunas que escupen las pepitas a la arena.
- La pareja de jóvenes que desprenden hormonas por doquier e intercambian fluidos para que después el pobre chico quede a dos velas y se queme la espalda por tomar el sol boca abajo todo el tiempo.
- El que se baña con la camiseta y el gorro puesto, y lleva un palo con una red cazamejillones para disimular.
- Los adolescentes con cresta y mullet al más puro estilo "Los Caños" o "Andy y Lucas" en sus tiempos más salvajes; con bañador y gayumbos marcando cinta Uomo o CK (vaya modita mas tonta e incómoda).
- Los dos abuelos bajo la sombrilla totalmente vestidos de misa.
- El perro tocacojones
- Las señoras con el libro de Carlos Marías y un moreno enfermizo y arrugado, causado por mezclar sol con solarium y que con su piel aceitosa parezcan un gusi-luz.

.. seguiría seguiría con la fauna playera, es digna de estudio

La chica de ayer dijo...

Si es que en la playa crece una flora y una fauna sin desperdicio... hay cada ejemplar!!!!

Cat's dijo...

AJAJAJJA HORRIPILE...ME ENCANTÓ, AJAJAJJAJAJA, es que parece que lo veo, y lo ahogo ya que estoy, dios mio, menuda fauna te rodeaba, me hubiese gustado ver tu cara de indignación total!!!! y pensando en lo que escribirías ;) kisses

panterablanca dijo...

Qué caústico! Sólo es un niño, joder, y mientras se entretenga peleándose con el mar y no se meta contigo... ¿has oído hablar de eso que dice "Vive y deja vivir"?, pues eso. Ah! claro, hay que eliminar a la gente imperfecta. Si ej que...!!!
BEsos felinos.

Nebulina dijo...

jajaja pobre niño xDDD
Un beso!

Ana dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo y con Bolibic, en la playa hay cantidad de gente rara.En los días que estuve de vacaciones observé a un padre darle con una paleta de madera a su hijo,estuve a punto de saltar.Mas tarde se fueron a dar una vuelta en los barcos de pedales y apareció el padre con la barbilla abierta...se había caído.Me quedé contentisíma ese impresentable había tenido su merecido.

Besos

Chasky dijo...

Pantera: Había puesto una postada en el post en la que decía expresamente que el niño aunque gordito no tenía para nada problemas de obesidad. Después lo quité porque creí que todos los que pasáis por aquí entenderíais la descripción del niño con humor.

En ningún momento en este blog me he reído ni he despreciado a nadie por su aspecto físico, de hecho tengo mucho cuidado de no hacerlo. Sin embargo, si el niño estaba gordito porqué no voy a poder decirlo, de igual manera que si estuviera delgado lo diría, al igual que he señalado que era torpe y un tanto estúpido.

En definitiva, la descripción del niño la he hecho en tono de humor y en ningún momento quería despreciar a nadie por su aspecto físico.

Loren dijo...

jooo tu blog es una pasada.... que imagenes¡¡¡

Mara dijo...

Pos a mi me da pena el niño.... pobrecito!!!! jejeje mi cuñao, x cierto, a sus veintitantos tacos, tb usa bañadores de esos... y a mi me da vergüenza ajena!!!!! jejeje
Besitos!

Los Cuernos del Moises dijo...

Pues a mi me encantan esos bañadores, en un buen cuerpazo quedan genial, con ese "culito-bola" que les hace a los tíos. Creo que el problema no es el bañador, si no el cuerpo que lo luce, mira si no el tanga de Rapel, a una tía maciza le quda estupendo pero se lo ves a Rapel y tienes pesadillas el resto de tu vida.
¡¡que guay poder lucir las lorzas morenitas, o no tan morenitas, en la playa y sin complejos!!

chapete dijo...

jejejej...es un clasico,en todas las playas hay un niño tocapelotas!!!

me alegro de que lo pasaras bien!!!


chauuuuuuuu

kyle xy dijo...

No sabes el buen rato que me has echo pasar.
Normalmente, en las vacaciones nos suelen pasar anécdotas muy graciosas.
SALU2

kabukimen dijo...

Acabemos con baldomero!!!!!!!

Pequeña Desorden dijo...

jajajajajajaajaj, por qué serás que en todas las playas de España hay siempre un niño similar? le falta llevar gafas para ser la estampa completa!!1
Besos desordenados!!!
mola tu blog

Juancho dijo...

Odio a la playa. Calor, suciedad, multitudes, niños. Prefiero ir a un pequeño pueblo de interior con una buena piscina pública. Limpia, fresca, y pocos niños. Paz y tranquilidad. Eso sí, la fauna de la playa es mucho más freaky. Solo hay que irse a la playa nudista de la Barceloneta para verla en toda su gloria.

Veca dijo...

A veces los niños son muy pesados y muy tocapelotas, pero casi siempre es la culpa de los padres. En fin, mientras que no hiciera que te tragaras arena o algo peor.......

Pablo dijo...

niño+playa+colchoneta= gran post

Isabel dijo...

jajaja me he divertido un montón con tu relato, me lo imagino tan gordito y tan blanquito ... y lo mejor los gritos de la madre, tendría que ser cómico.
al menos seguro que no te aburristes :D

hijoeputa dijo...

Yo por lo de los bañadores voy a playas nudistas, me ahorro pasta y no tengo que pensar en si me queda bien o si me sienta mal tal o cual color, además luego si me tengo que despelotar en cualquier lado no doy el cante con el culo más blanco que la teta de una monja y el resto del cuerpo moreno, que la peña en verano se despelota y parece la bandera de España pero en blanco y negro. En cuanto al niño, el destino te castigará con un descendiente de igual o superior magnitud tocacojones, ya verás. ¿que de malo hay en pelarse con las olas? Yo lo hacía de cani y era superdivertido, lo que pasa que yo a cada ola le ponía la cara de un malo de mazingerzeta.

Chasky dijo...

Hostias, espero que si algún día tengo hijos no me salgan como este especimen.

Isabella dijo...

Tienes la gracia en el culo tio
¿Porqué no pones una foto tuya en bañador? estoy segura de que harias mucha mas gracia que el niño gordito del que te burlas

Chasky dijo...

A veces yo también pienso lo mismo, además el problema de tener la gracia en el culo es que estás todo el día aplastándola cuando te sientas.

Pero reitero de nuevo (y la próxima vez lo pongo) el niño estaba un poco gordo pero no era obeso ni tenía ningún problema por sus kilos de más. Era gilipollesco porque sí, si hubiera estado delgado, hubiera sido rubio, moreno, con los ojos verdes, azules o negros hubiera escrito el post del mismo modo.

Y gracias por comentar.

La SaRa dijo...

Siempre es toda una aventura ir a la playa... es mejor que el Diario de Patricia. Sobretodo para los que tenemos un iman para "gente autentica". Yo hace tiempo que no me llevo ni libros ni musica a la playa, para que?? es mejor el espectaculo en vivo y en directo de la fauna Cañí que por alli pasa.

(seguramente de mi piensen lo mismo, jajajaja)

Saludos!

PeterPsych dijo...

Juos! Este engendro untado en crema es el que dentro de unos años te llamará viejuno. La vida es cruel.

Martha dijo...

Jajaja...Yo creo que a los niño más "tocahuevins" del curso, allá por enero, los empiezan a dar un cursillo de mantenimiento para que no pierdan la práctica y puedan llegar a la playa en veranito en todo su explendor...seguramente el gobierno tenga algo que ver. Pero no sé exactamente qué es lo que persiguen con esto de poner un niño "tocahuevins" cada 5 u 8 metros en cada una de las playas del país. Intereses ocultos, sin duda, que algún día pienso descubrir!

Aaaaah! Y la trama que rodea a los horrorosos bañadores "marcadetodo"...esa...esa seguro que tiene detrás a los de la ONU o a los de la OTAN y los intereses que persiguen son aún más ocultos. Pero en ese caso yo no pienso investigar! Es superior a mis fuerzas ver a un hombre/chico/niño con esas cosas puestas (independientemente de lo bueno que este...).

He dicho!

Besitos!

Isabella dijo...

¿Era gilipollesco? ¿simplemente por que tú lo decidiste así?
Tú si que eres gilipollas enfermo mental.
Sólo un demente o un facha puede escribir cosas así.
Pena me das

Chasky dijo...

Pues seré todas las cosas que me dices, gracias por abrirme los ojos.

Pequeña Desorden dijo...

De verdad, hay gente con el humor en el culo. Mira, si no le pillas la gracia, no lo leas. A mí me parece un relato de lo más ingenioso. Hay que saber ver el lado cómico de la vida. Estoy segura que ese niño es superfelz y vale un montón pero en ese momento era todo un bambino horripile. trabajo a diario con niños con problemas muy serios y me he partido de risa leyendo este post. Chasky, por dios, ni caso.
Un beso

montse dijo...

En el fondo es de agradecer que no llevasen el típico radio-casette, jejejejeje, porque a la estampa descrita solo le falta el hilo musical, jijijiji.
Besos.

Girl From Lebanon dijo...

Lo que se puede ver y oir en una playa da para unos cuantos libros...yo sin ir mas lejos el año pasado, oí como uno le pedia el divorcio a su mujer por telefono, jaleado por sus nosecuantas hermanas...fue todo un espectáculo. Bss.

_____Cantnoy._____ dijo...

-___- Otra razón más por la que no me gusta la playa. Imagino cómo lo pasaste xD

Yo, en tu lugar, habría hecho todo lo posible por olvidarlo lo antes posible y no volver a ver a esa criatura cerca...

buen post, me he reído lo mío =)

feliz veranito xD

Chasky dijo...

Pequeña desorden: Gracias por tu comentario.

Tanto en este como en todos los post que escribo lo que menos me cabe en la cabeza es hacer daño a nadie, pero lo que no pienso hacer en ningún caso es llenar de aclaraciones el post para que nadie se sienta ofendido.

Dita Ciccone dijo...

joder la que has liado... tiene razón pequeño desorden...
y además: si eres gordo, eres GORDO, si eres negro, eres NEGRO... Qué manía con los eufemismos de las narices... además, si está hecho con humor, como es el caso,mejor... este relato roza el cómic... casi me evoca más una tira cómica que una playa real...
amos, no me jodas.
somos todos de un correcto de repente... seguro que luego en el metro no se sientan al lado del gordo, del negro, del chino ... o... del gallego!!.... jejeje

Chasky dijo...

Dita: Creo que has captado perfectamente lo que yo pienso. Imagínate si todos fuéramos extremadamente correctos en todo, para emitir un mensaje a otra persona y evitar que no se molestara por nada necesitaríamos diez minutos para decir algo que con un minuto tendríamos más que suficiente.

Pegotito dijo...

Sí, ahora va a resultar que todos podriamos ser como el anuncio del Nestea, perfectos.... anda ya!!! nos los escuches, que yo tambien me he partido de risa, y además yo que tengo problemas de peso, no me he sentido ofendida, a palabras necias oidos sordos.

Y pasando ya del tema este... yo a esos bañadores le llamo turbitos, me parecen espantosos, y aunque los lleve puesto un tio al que le quede de puta madre, me sigue pareciendo horterisisisisimo.

hijoeputa dijo...

Lo dicho, es mucho mejor ir sin bañador.

Eva dijo...

En las playas te puedes encontrar de todo, hablando un poco del bañador marcapollas como tu le llamas, a mi me resulta un poco horrendo, sobretodo cuando veo en la playa patrones con mucha barriga y un estrujado bañador marcapaquete que luce a modo de tanga entre arrugas y grasa.

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Joer, vaya revolución que se ha armado... Va a ser que no te ha leído nunca... ni caso.

Por cierto, yo estaría encantada de verte con un bañador de esos ;-)

Un besazo, niño.

Ignatia O'Reilly dijo...

Solo añadir a la escena de playa que EL NIÑO PETARDO se suele llamar JONATAN...

Anónimo dijo...

tengo 16 años y pal k se kejaba de los adolescemtes k van enseñando gallumbos:
-yo llevo el bañador cayendose por los talones enseñando casi todo el calzoncillo pk llevarlos sin enseñarlos eso si k es una tonteria y sobre lo de los orgasmos yo morreo a mi novia en la playa y esto lo ago en la playa, en moto, en la piscina publica o privada, el el parque akuatico y kuando llevo pantalones.
k alomejor estoy loco pues sera esto del alcool