jueves, 20 de diciembre de 2007

Razones por las que no soporto al dentista

- Tienes que tener la boca abierta todo el rato y aunque soy un poco bocazas no tengo la culpa de no tenerla enorme, sin embargo mi amigo dentista no para de decirme que la abra más. Hasta los cojones acabo de abrir tanto la boca.

- El puñetero sonido del torno, veinte minutos escuchando el tzuuuuuuuuuu del aparato son suficientes para tener veinte días de pesadillas. En estos sueños malos los personajes que aparecen en ellos no hablan, sólo emiten un sonido: ¡¡¡tzuuuuuuuu!!!.

- Odio cuando mi amigo dentista me dice: "Te va a doler un poquito, aguanta". Y una leche un poquito, si te dice eso, malo, no le creáis, te va a hacer soltar lágrimas de dolor.

- No soporto cuando mi amigo dentista y su asistente femenina traman maldades para hacerle a mi maltrecha muela. La asistenta dice viendo la radiografía: "¿Hacemos un loquesea, verdad?; mi amigo que es un cabroncete (requisito indipensable para ser dentista) diría: "Creo que mejor vamos a arreglar la avería con una ñapaqueduelemás". Estoy seguro que de dos opciones escogería la que más duela porque le gusta ver sufrir a la gente.

- Pero la peor de todas es cuando mi amigo dentista habla con la asistente sobre cosas banales: "Pues sí, en esta emisora echan más o menos la misma música que en Kiss FM, alguna cosa rara de vez en cuando pero es muy parecida a la otra". Joder yo estoy desencajándome la mandíbula para abrir la boca lo más posible, temblando de miedo escuchando el torno, aguantando el dolor, acojonado por las próximas maldades a las que voy a ser sometido y él hablando de la puta música que ponen en la radio. Se me ocurre que él podría abrir la boca, un poquito más, abre, abre a tope, muy bien, ahora vas a sentir la radio dentro de tu enorme bocaza.

Al final pienso en que es por mi salud porque sino ya le habría torneado el pescuezo a mi amigo dentista.

21 comentarios:

Agata dijo...

¿Has ido al dentista últimamente?¿Por qué no me has avisado para acompañarte?...Un beso para que se te pase el cabreo.Lo peor,un amigo dentista.Porque a él no le puedes despotricar...

Chocoadicta dijo...

Yo sólo odio abrir la boca, como tú dices, porque tampoco es que la tenga muy grande :) y que uno no deje de babear... se pierde toda dignidad ;).

yaves dijo...

Juer, te olvidaste del: escupe!
Que te tiras media hora escupiendo y te dan ganas de escupirle a la cara.
bessos

PeterPsych dijo...

Como decía un tema de Os Resentidos:

"Vosotros, dentistas, sois los terroristas".

Lu dijo...

es al único médico que iba tan CONTENTA de pequeña!!! sí, era una niña muuuuy raaaara.... :D

Lara dijo...

Jajaja... eso es porque no tienes uno como el mío. El otro día me lo encontré por la calle y me hizo ilusión y todo, con eso te lo digo todo. No, en serio, y creo que lo comenté en algún post, es un encanto y tiene unas manos de oro.
Besos.

Lara dijo...

Ah, y gracias por el piropo en mi último post, al final vas a hacer que me ponga colorada y mira que eso es difícil, jajaja.... pero me gustó que lo sepas ;)

Cat's dijo...

mira, por fin he dado con la dentista ideal, porque le ha hecho un boquete a mi amiga sin anestesia y no le dolió! manos mágicas....y encima cachonada, me dijo a mi "despues de la limpieza vamos a tener que pintar las paredes de la clínica otra vez"...

Miss Ketchup dijo...

Jajaja! Pues mira que a mi no me caen tan mal... Debe ser porque el mio es un cielo, de verdad, como de los que no he conocido nunca.

Si quieres te paso el tlf!

Besitos!!

Modesto dijo...

Ufff yo tampoco soporto lo de "abre la boca, un poco mas, mas, mas..."
Nunca es suficiente!!!
Y la cabrona que tengo yo me da ositos de goma para que joda las muelas y vaya de nuevo (pero que bien saben!)
Chaooo ^_^

Los Cuernos del Moises dijo...

Pues el mío me parece un tío muy majo. Siempre hay un ambientillo muy curioso en la clínica, las revistas de la sala de espera molan, porque son de viajes y naturaleza y esas cosas, nada de cotilleos y decoración, además entre paciente y paciente, si no hay mucho lío toca el saxofón para relajarse y siempre tiene puesta música cañera o Jazz o Radio 3, incluso te pregunta la música que te gusta para ponerla a tu gusto y si no tiene que hacerte perrerías no te las hace.
Cuando me estaban saliendo las muelas del juicio (sólo las muelas, el juicio todavío no lo tengo) me dolían un montón y un menda me dijo "esas vas a tener que sacarlas" fuí a ver a mi dentista y me dijo, "pringa el cepillo de dientes en agua oxigenada y bicarbonato y con eso te das en las muelas" ¡¡¡mano de santo!!!(y no me cobró nada por la consulta).
Además siempre te cuenta lo que va a hacer y lo que está haciendo en cada momento y te deja descansar para que no se te canse la boca.
¿A qué suena a leyenda? Pues es cierto....Tienes que cambiar de "amigo dentista".
A mi lo que más me jode cuando voy al dentista es a la hora de pagar, eso si que me da miedo y me produce pesadillas.

Los cuernos del Moises dijo...

Que chapa os he metido....!!!

Chasky dijo...

A mi lo de pagar también me duele, menudos palos que me mete el amigo dentista.

Rake dijo...

Pues a mi me cae bien mi dentista! Es supermajete y no suele hacerme daño! :)
Cambia de dentista ya!! jaja!
besillos

carmncitta dijo...

xDDDDD de verdad, que malos malosos son!

Musi dijo...

Yo también lo paso muy mal porque siempre que me voy me hace daño :(
Cuando entro me pregunta qué tal todo? y yo digo bien, y el sonríe como diciendo "hasta hoy muahjajaja"
Y tiene razón, porque encima de pasarlo fatal me jode ya todo el día por el dolor

un beso!

Vitore dijo...

Mi dentista es argentina. Es muy maja, aunque tiene el defecto de preguntarte por tu vida o por el tiempo o por lo que sea, y yo, con la boca abierta, solo acierto a mover las cejas y gruñir unos ininteligibles sies o noes. Pero mola.

Nebulina dijo...

Yo lo paso fatal la verdad...tengo que volver y ganas las mínimas. Pero quien puede querer ser dentista? :S
Un besazo!

Velasco dijo...

Pero no solo te duele la boca... Se las apañan para que al salir te duela el bolsillo. (Putos aparatos)

Saludos

Brie dijo...

Niño, por qué no te planteas cambiar de dentista?? El tuyo es un poco psicópata :D el mio no hace nada nada de pupita, te lo presto ;)

Chasky dijo...

El caso es que tampoco me hace tanto daño, sólo alguna vez pero es que es asqueroso el tener la boca abierta y escuchar ese soniquete. Uffff, me da una grima.