jueves, 29 de noviembre de 2007

Mentaltransformación (II)

Pues vaya mierda – pensé en un primer momento, lo cierto es que esperaba otra cosa, no sé, quizás montones de monedas de oro, unos cuantos vinilos de los Beatles o un pergamino explicando cómo fabricar una fórmula infalible para lograr atraer hacia ti a un amor imposible. Pero tres diminutas pastillas..., menuda decepción, además ¿a saber para qué servían, serían medicamentos, algún tipo de droga, edulcorantes para la comida?, vete a saber.

- Oye tú, BYN, ¿qué te ha pasado en la vista? – sonó una misteriosa vocecita.
- ¿Quién habla, hay alguien ahí? – pregunté mientras miraba a todas direcciones intentando visualizar a la persona de la cual provenían aquellas palabras.
- Relájate tronco y me verás, cierra los ojos durante un minuto, respira hondo y vuelve a abrirlos.

Y así hice, no sé muy bien porqué pero cerré los ojos y al cabo de un minuto los abrí, veía todo como antes, no había cambiado nada. Aunque un momento, algo sí había cambiado, aquellas tres píldoras blancas habían cambiado de color, ahora había una rosa, otra azul y una amarilla que parecía tener vida.

- Lo ves BYN como eres capaz de ver cosas que antes no veías si te relajas un poco.
- ¿Eres tú quién me hablas? – le dije a aquella pastilla amarilla.
- Pues claro tron.
- Pero, las pastillas no habláis, ¿qué me está pasando? Me estoy volviendo loco – dije asustado.
- No estás loco pero necesitas una inyección de magia, luz y rock & roll. ¿Estás dispuesto a ello?
- No sé, ¿tengo que hacer algo?
- Sólo una cosa, cógeme, méteme en tu boca y deja que me deshaga en ella e inunde tu paladar con millones de sensaciones.

Jamás me había dejado llevar por un impulso, como si en mi corazón volviera a escuchar un rotundo y sonoro bombeo me metí la pastilla en la boca, tras un rápido pestañeo comencé a ver los objetos de mi habitación de otro modo. No sabría explicar lo que me ocurría, es como si estuviera metido en un cuadro y una mano con un pincel coloreara los muebles, las paredes, mis ropas. No, un momento, no era una mano la que coloreaba mi mundo sino ¡un plátano!.

- Hola tronco, ¿mejor? – me dijo el plátano con una sonrisa.
- Hola, no sé si mejor pero algo diferente sí – le respondí a la fruta amarilla.
- Mi nombre es Sr. Plátano, ¿y el tuyo?
- No sé si podré acordarme de un nombre tan complicado de memorizar – dije riéndome –. Yo me llamo Peter.
- ¿Quieres venirte a dar una vuelta conmigo?
- Me vendrá bien salir a estirar las piernas – contesté sintiendo como aquel fuerte latido del corazón fue acompañado por otros más a ritmo de rock & roll.

Así fue como salimos a la calle, pero el cielo estaba oscuro, las nubes cubrían el sol y los árboles parecían terribles seres al acecho para atacar a cualquiera que osara pasear por el camino que se abría entre ellos.

- No sé si es buena idea salir de casa – le dije al Sr. Plátano –. Parece que se va a poner a llover.
- ¿Y eso qué más da? Lo mismo tenemos suerte y nos cae una lluvia de flores. Además tampoco está tan oscuro, mira tronco y aprende.

El Sr. Plátano se dirigió al camino y del rabo le salió un haz luminoso que inundó todo de colores, yo cegado al principio no conseguí ver nada pero al poco tiempo mi vista se acostumbró a aquello y pude comprobar como lo que antes era gris y sombrío ahora era de color.

- Ahora es tu turno, ¿ves aquella casa de allí? – me preguntó el Sr. Plátano.
- Sí – respondí –. Pero está hecha polvo, parece que haya sido abandonada hace mucho tiempo.
- ¿Estás seguro, has visto lo que he hecho yo antes? Creías que el cielo y el camino eran aterradores pero sólo para ti, para mi era un día espectacular. Además esa percepción es muy fácil de cambiar porque aunque no lo creas tienes poder para ver las cosas de otra manera. Venga, te toca a ti repetir lo que yo hice, verás como es muy sencillo.
- No sé si podré – le dije al Sr. Plátano.
- Claro que puedes tronco.

Así que me empecé a bajar los pantalones para inundar…

- ¿Pero qué estás haciendo? – me preguntó el Plátano.
- Pues echar un arco iris por el rabo como tú.
- El poder no lo tienes en la colita sino en tu cabeza, hay que ver que tontico eres tronco.

Ahora sí, cerré los ojos, pensé en piruletas rojas, gominolas multicolores, montañas de sugus y ríos de miel moviendo molinos de chocolate, al abrirlos aquella casa medio en ruinas se convirtió en una hermosa y limpia casita construida de dulces con un río como el que antes había visualizado.

- ¡Vamos a ponernos morados de golosinas Peter! – gritó el Sr. Plátano.

Y corriendo con él me dirigí hacia aquella casita de llamativos colores de la que daríamos buena cuenta.

26 comentarios:

Lety dijo...

jajajaja pues menos mal que gracias al rabo no salen las gominolas y demás,porque sino una está en desventaja!jaja ;)

espero la tercera partee!!:)

un besotee!!

yaves dijo...

mm gominolas, piruletas..acabas de darme un hambre jaja ¿qué habrá dentro de aquella casa? mucha gente que tamb han tomado píldoras de colores?Nunca acierto.
bessos

Chasky dijo...

Lo que más me gusta de esto es que cada uno decís una cosa y aunque no acertéis lo mejor es que os da que pensar o bien os dejáis llevar y queréis ir más allá.

Rake dijo...

Uys! Casi me da algo cuando parecia que iban a salirle las gominolas de ahi! jaja!
Y que hay dentro?? Mas chuches?? Hansel y Gretel? La bruja? jaja!
besillos

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Como me dijo una amiga: "Si no puedes cambiar la realidad, cambia tu percepción de la realidad" :-)
Un besazo.

peterpanpais dijo...

Un beso

Lu dijo...

El Sr. Plátano es un "living-la-vida-loca"... XD

carmncitta dijo...

Venga va, dejando de lado que se ha tomado una pastilla, en plan 'droja', yo creo que es que el tío ha empezado a ver la vida de otra forma, de una manera más positiva, el tío es más optimista. Entonces todo lo que antes era negro y chungo ahora está lleno de colores y dulces, muajajaja, mola.

Dammy dijo...

Vaya un artista... Te veo diciendo "A la mierda" y siendo el nuevo Fernando Fernán Gómez... Pero en bueno, jejeje. ;-)

Por cierto, este finde paso por Madrid... Bueno, en realidad por Alcobendas. ;-)

Un blogabrazote.

Los Cuernos del moises dijo...

Resumiendo, que va de tripi, no me refiero al tío de la historia, si no al que lo ha escrito, jejeje. Espero que dentro de la casa encuentren un poco de insulina porque con ese atracón de dulces les va a dar un subidón de azúcar de agárrate. Eso si, cuando terminen el atracón el plátano va a parecer un melón.
Por cierto, me molaba más la idea de que pudiera transformar las cosas con "el rabo" jejeje

Agata dijo...

Bueno,lo de la pastilla amarilla=plátano(por el color)¿NO?
Qué psicodelia lo de la pastilla.Necesito una.Pero como no puedes mandármela, escucharé música.Sugus(me recuerdan cuando era pequeña).A eso sí me dejo invitar...Un beso,Chasky.Tú también eres amarillo,como el plátano y los SIMPSONS...

Chiripitiflautica dijo...

joe este peter sin poder en el rabo no sirve para na! eso si: yo tambien quiero piruletas de esas!

SH765HT2 dijo...

- Sólo una cosa, cógeme, méteme en tu boca y deja que me deshaga en ella e inunde tu paladar con millones de sensaciones.

Cuidado, puede ser una trampa.

J-vol dijo...

Menudo relato psicotrópico!! jejeje. Saludos!

Chasky dijo...

Y lo que queda, ya verás la siguiente parte, eso sí que es psicotrópico.

[Lety] dijo...

Por cierto,me gusta el fotomontaje del Señor plátano y el arco iris,bastante mejor que los míos con el paint jajaja ;)
Por cierto,voy a hacer mi predicción de lo que creo que pasará en el próximo capítulo,a ver si acierto jaja.

Lo primero,creo que después de entrar en la casa y comer tantas gominolas,Peter y Sr. Plátano se empacharán (sobre todo el plátano,que como fruta que es,está claro que tiene que tener un aparato digestivo menos desarrollao que el de Peter jajaja) por lo que,necesitarán tener un baño cerca. Al tirar de la cadena,al señor plátanó se lo tragará la taza del water,y Peter tendrá que mover cielo y tierra para encontrarle... y creo que ya he hecho una predicción bastante larga jajaja.

un besoo!!!

Modesto dijo...

Yo quiero un platano que haga arcoirises!!!
Ummm que hambre... Me voy a comprar chuches!!! ^_^
Un abrazo!

Chasky dijo...

Lety: Me ha gustado tu propuesta para continuar la historia, porque ya la tengo escrita que sino me copiaba vílmente de tu idea.

ISOBEL dijo...

jajajaja cómo que un platano? no hay nada como lo fálico unido a un poquito de cabeza, para percibir la realidad de otra manera

Cat's dijo...

estas bien?
jejejje
viste que al final eran de colores!!!!! yo sabia que eran de colores, estas como el camello del matrix, que le queria dar pastis de colores al kiniuriv ese.
por cierto, dónde puedo conseguir la pasti del rock and roll?
pasate cuando puedas por "a través de..." a ver que te parece, besos bananeros

Eva dijo...

He leído que ya tienes la tercera parte escrita, pues espero la tercera...a ver como sigue.

Lara dijo...

Yo es que soy una experta en camuflar la realidad, será por eso que me está encantando, jajaja...
Besos.

Manuel dijo...

hago intercambios de links con otras webs de frikis

Enviad un correo a manuel.negocio@gmail.com al que le interese.

Gracias

delmundolomejor.blogspot.com

Chasky dijo...

Muy bien Manuel pero de momento no me interesa intercambiar links. Si te gusta mi blog y quieres enlazarlo estaré encantado y sino gracias por la visita. De todas formas me pasaré a echar un vistazo en tu blog y de la misma manera que te he comentado antes, si me gusta tú espacio lo enlazaré encantado sin necesidad de intercambiar nada.

Kay dijo...

O_O

PeterPsych dijo...

Jaja! ¿Hay alguna pastilla para que salga el arco iris mientras meas?