miércoles, 26 de septiembre de 2007

Leyendas de pequeñajo

Hay una historia que siempre me han contado mis padres, tíos y abuelo que no acabo de creerme demasiado pero que supongo que habrá algo de cierto aunque desvirtuado por la ceguera que produce el amor hacia un hijo, nieto o sobrino.

Allá a inicios de los años 80 me encontraba yo con mi melenita, un poco al estilo beatle, tendría 3 años, justo antes de comenzar el colegio, cuando mi abuelo venía a buscarme a casa. Me encantaba salir a la calle con él porque las malas lenguas dicen que era capaz de sacarle lo que me daba la gana, de hecho era su primer nieto y perdía el culo por mi, luego vinieron más y se acabó la hegemonía. Me llevaba a la calle a dar un paseo, jugábamos un rato al balón, a pisar hormigas y bichos, en fin, a ver mundo y aprender cosillas de mi entorno.

Después de disminuir mi desbordante energía, ya más sosegado, íbamos al bar de mis tíos a tomarnos el vermú, así es como le llamábamos al refresco que me tomaba para aliviar la sed acompañado por unas patatitas. Pero mientras nos tomábamos el vermú al parecer le preguntaba a mi abuelo qué es lo que hacían los señores sentados en las mesas con fichas o con cartas, dependiendo a lo que estuvieran jugando. Así es como comenzó a enseñarme a jugar al dominó, por aquel entonces no sabía ni los números pero después de unos días conseguí echar una partida con perfecta normalidad. Aquí sí que tengo vagos recuerdos jugando con mi abuelo al dominó, incluso anotábamos la puntuación. Supongo que me ganaría la mayor parte de las veces pero debía ser una atracción para los parroquianos del bar ver a un niño de 3 años jugando al dominó.

Pero aquí no queda la cosa, viendo mi abuelo que el dominó ya no tenía secretos para mí emprendió un proyecto con un poco más de enjundia: enseñarme a jugar al mus. Según todos dicen que también aprendí y era capaz de jugar partidillas aunque esto ya me parece más complicado y parte de la leyenda. Sobre todo porque en juego no creo que supiera cuándo tenía 31 o 32.

32 comentarios:

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Osea que un niño prodigio de los juegos...
Recuerdo que de pequeña me encantaba jugar con mi abuelo al tute, al chinchón... pero el mus nunca ha sido lo mío.
Besos.

Bego dijo...

Pues mira q no me extraña; poco a poco voy haciendome un dibujo de ti, y lo q cuentas me cuadra.
Un poco humillante me resulta, todo sea dicho; pq yo no se jugar al mus :S

Chiripitiflautica dijo...

jajaja niño prodigio del bar te llamaban jajaja te veo ahi con la coca cola y las cartas dandolo todo

Agata dijo...

Ay los abuelos.Siempre nos enseñan cosas que un padre no tiene paciencia.Bueno,ya sabemos que si nos vemos un día me vas a enseñar a jugar.Me gusta el dominó,creo que es más fácil que el mus.Besos del sur.

Chasky dijo...

En la oscuridad: A mi sin embargo ahora el mus no se me dá nada bien, me sé las reglas pero no me gusta demasiado el juego.

Bego: Pero qué va a ser humillante, seguro que tu sabes muchísimas cosas que desconocen unos cuantos jugadores de mus.

Chiripitiflautica: Y tanto que lo daba todo porque seguro que ya por aquel entonces no me gustaba nada perder.

Agata: Eso está hecho, cuando quieras te enseño a jugar con señas incluídas que hay alguna muy curiosa.

Akroon dijo...

Si eres de aprendizaje así de rápido, estoy por llevarte a un casino... a joderle la caja a la casa... jejejeje.

Estoooo... me llevo un pequeño porcentaje por intentar despistar al personal, jejeje.

Por cierto, lo de la melenita beattle, que sí, que sí, que se llevaba mucho... me he transportado a mis tiempos de chinorri!!

Cat's dijo...

mi abuelo era el original para los regalos de cumpleaños, cuando todo el mundo te regalaba juguetes, ropa, perfumes, libros, mi abuelo se presentaba con un paquete de galletas grande, o una olla de acero inoxidable...no sé qué pensaría, pero divertido era esperar el regalo del abuelo.

por lo del mus, me apunto, soy muuuuyyy buena pa los naipes, ahora que se viene el frío, unas cartas, unos vermuses y vamonos que nos vamos.

Musi dijo...

y qué tal lo llevas ahora??? que yo soy toda una experta en el mus, pero hace mucho que no juego.. en mi uni eso no se lleva.. una pena!!!

www.astrauskas.tk dijo...

Hubieras seguido con las enseñansas de tu abuelo, a esta altura serias campeon de poker

aiyana dijo...

Todo es ponerse y retomar el tema... o mejor prueba en los concursos de la tele...y avisa claro.

Lara dijo...

Me lo creo, es más, pienso que eres un tanto "especial" ;)
Besos.

pez dijo...

Eres un niño prodigio yo nunca he conseguido jugar al mus.

peterpanpais dijo...

Los recuerdos más bonitos de mi niñez son con mi abuelo, me pasaba el día con él. Tengo pendiente un post en cuanto escanee mi foto favorita. Tb me enseñó a jugar a las cartas, auqnue el responsable del mus es mi padre, que tiene copa de un campeonato. No he salido a él en el mus.

KAMELAS dijo...

Joder .. ya no quedan abuelos de esos ...

El mio tambien me llevaba de baretos, pero el lugar de a las cartas a el le debo mi aficion a las tragaperras

Aun recuerdo cuando me tenia que subir a una banqueta a echar duros a esas maquinas de dos plataformas que se mueven para adentro y para afuera

Rake dijo...

jaja!! Yo jugaba tambien a las cartas con mi abuela y sus amigas!! Y encima les ganaba!! De hecho al final me prohibieron jugar con ellas! Pero claro, no era el mus del que no tengo ni idea, era la mascota q esta tirá! xD
1 besillo!

la pequeña tortuga dijo...

A mí lo que me chiflaba era jugar al cinquillo con mi abuelo, sobre todo porque la mayoría de las veces me dejaba ganar....pobre....y yo que me lo creía...

yaves dijo...

juas no consegui aprender a jugar al mus todavía, soy una negada, de peque debias de ser un superdotado..a mi tamb me llevaba mi abuelo a tomar el vermu, aunq él lo tomaba y yo bebia mosto jeje..
bessos

Los cuernos del Moises dijo...

Pues lo de mis abuelos era el tute, lo que se mosqueba mi abuelo cuando mi abuela nos cantaba las cuarenta con la sota y el rey, jejeje. Creo que ya no me acordaría de jugar, pero el mus...el mus es otra cosa, cuando aprendes ya no se olvida y la afición puede permanecer dormida pero en cuanto caé una baraja de cartas en tus manos y un puñado de garbanzos se desata la fiebre..

sacris dijo...

Lo del vermú también me suena, de hecho en el pueblo lo seguimos llamando así. A mi mi abuelo me enseñó a jugar a la brisca, el tute, el chinchón y a las siete y media. Es que el dominó y el mus no le gustaban.

carmncitta dijo...

pues yo aprendí a los 6 años o así, mi padre era dominero total y me enseñó...ahora a las cartas ya nollegaba jajajajaa

a mí me encanta recordar estas cosillas, a mí mi yaya también me cuidaba y no sé, lo recuerdo como si fuese ayer...ahora no me preguntes que he desayunado que me cuesta más recordarlo xD

Cosette dijo...

Si, lo del vermú es típico jeje. Yo con el mus lo probé... pero no me enteraba, me gusta más el poker (que por otra parte fue lo único que aprendi el primer año de universidad jejej). De todas formas de peque no pasaba del cinquillo o la escoba...

Besoss

kabukimen dijo...

crack de pequeño, crack de mayor, si estaba claro hombre

Chasky dijo...

Akroon: Ahora soy de aprendizaje un poco más lento que entonces por las consecuencias del paso del tiempo.

Cat's: Cómo molaban los regalos de tu abuelo, esos al menos eran inesperados y sorprendentes.

Musi: Yo tengo que reconocer que en la universidad jugué algunas manitas de mus.

Astrauskas: O sería un campeón de poker o estaría en la ruina, eso nunca se sabrá.

Aiyana: Soy bastante tímido como para ir a un programa de la tele, además como sea alguno de preguntas chungas la cagaría seguro porque soy un gañán de mucho cuidado.

Lara: Yo, tú y todo el mundo es un poco especial, cada uno somos únicos y diferentes, además pienso que todo el mundo te puede aportar algo por poco que sea.

Pez: De prodigio nada, soy bastante normalito, lo único es que siempre he tenido mucha curiosidad.

Peterpanpais: Seguro que estará bien orgulloso tu padre de esa copa. Y aunque no te hayas salido a tu padre en lo del mus lo importante es que te hayas salido a él en otras cosas buenas.

Kamelas: Si es que menudos abuelos teníamos que nos incitaban al vicio y a los bares.

Rake: Mi abuela jugaba al tute también y cómo no aprendí aunque eso fue un poco más tarde porque con esta señora no me llevaba demasiado bien.

Pequeña Tortuga: Eso es lo que supongo que haría mi abuelo para que me pusiera contento, lo que pasa es que no me acuerdo bien, eso sí todo el mundo decía que le ganaba.

Yaves: Yo también tomaba mosto a veces, y otras veces quina con gaseosa o un refresco de naranja.

Cuernos del Moisés: Jjajja, que vicio, ¿verdad?, yo es que ya prefiero no jugar al mus y dedicar el tiempo a otras cosas así que es ver unas cartas y huir.

Sacris: Anda que también nuestros abuelos, en vez de llevarnos por ahí de paseo o jugar a otras cosas nos viciaban a las cartas.

Carmncitta: Tú tranquila que yo ni si quiera me acuerdo ni de lo que he comido y ha sido antes que el desayuno.

Cosette: Pues yo de la escoba soy un maquinón, todo el mundo dice que es suerte pero de eso nada, también la estrategia y la memoria juegan su parte.

Kabukimen: Siento contradecirte pero ni de pequeño ni de mayor soy un crack, soy muy pero que muy normalito, más bien de los normalitos bajos, raspando el sufi.

Pluma Roja dijo...

jajaja, cuan identificada me siento, creo que mi padre me enseñó a jugar al mus a los 5/7 años, no me acuerdo muy bien...pero tengo una imagen grabada en la que yo no debía ser mayor que un moquillo y estaba ahí, jugando con los amigos de mi padre (por supuesto, dándoles una paliza).

chapete dijo...

el otro dia me tomé un vermú por primera vez...y estaba buenisimo!!!!


claro,que te lo dice un borrachin!!!


chauuuuuuuuuuu

clipper dijo...

jeje es que loa abuelooos.. El mio me enseñaba como cultivaba los tomates y todo eso, como trabajaba en el campo.. pero si, ami también se me acabó cuando llegaron mis primos cuando tenia 5 años...
Oye pues ya me enseñaras a jugar al Mus ajajja

Chasky dijo...

Pluma Roja: Así me gusta, aplastándoles aunque seguro que no se lo tomaban nada bien porque la mayoría de los jugadores de mus tienen bastante mal perder.

Chapete: De borrachín nada, sólo que tienes curiosidad por las bebidas.

Clipper: Cuando quieras te doy unas lecciones, eso está hecho.

Brie dijo...

Yo de pequeña también jugaba a las cartas, pero ahora mismo no me preguntes cómo se juega a la brisca o al cinquillo, porque no me acuerdo!! snif, joé con el alzheimer :D

chuliMa dijo...

ohh..que bonitos los recuerdos con el aguelo..ays

Shaluditos

Ninfa dijo...

Jaja el pequeño Chasky y sus historias, yo estoy seguro que eras el mejor jugando al domino jaja. En mi caso yo aprendí a jugar a las damas, pero ya era algo más mayor que tu, no tenía nada de espectacular jeje.
Un besito

jobu dijo...

Ya te veo todo lanzado con tres años con el pito doble.
Menuda máquina.

Hasta los cojones. dijo...

Ordago a la grande ;)

Un abrazo,