lunes, 23 de noviembre de 2009

El origen de los cortauñas


Desde hace tiempo cada vez que me cortaba las uñas de los pies se daban golpes contras las paredes de la cabeza la misma idea: ¿cómo se cortarían los hombres las uñas antes de que se inventaran los cortauñas? Porque las uñas de las manos seguro que se las morderían cuando estuvieran largas pero las de los pies, ¿qué hacían?

Vinieron a mi mente varias hipótesis pero al final todas eran una mierda, así que siguiendo el principio de la Navaja de Ockham pensé que la más sencilla de ellas sería la cierta. Y la más sencilla es que para cortarse las uñas de los pies seguían el mismo método que para las de las manos, es decir, se las mordían. Partiendo de esta sencilla premisa he elaborado una teoría un poco más compleja pero que seguro os va a parecer extraordinariamente creíble.

Lo primero que hay que decir es que algo tan sencillo como cortarse las uñas de los pies a bocados resultaba un problema por culpa de la evolución y su antojo de hacer andar a dos patas a los humanos. La evolución de la maldita columna vertebral nos hizo mantenernos erguidos pero a su vez nos dificultó sobre manera desprendernos de los excesos de uñas. Sólo los que más flexibilidad tenían eran capaces de hacerlo por sus propios medios, aunque no podían evitar comerse una ingente cantidad de mierda alojada en sus uñacas amejillonadas, de todas formas seguro que habría alguno de ellos que disfrutaban saboreando las piezas cortadas durante horas. Serían unos guarros pero al menos ellos podían andar sin tropezarse con las garras porque los menos flexibles tenían un problema aún mayor.

Pero ya sabemos todos cómo se arreglaban las cosas en el pasado (a veces también en el presente): a palos. Pues sí, al final los más bestias impusieron la ley del más fuerte y crearon dentro de cada grupo, clan o asentamiento una sección encargada como os podéis imaginar de mantener a raya las uñas de todos y cada uno de los integrantes de la tribu. Era una mierda de trabajo pero al menos, al ser imprescindibles, nunca les faltaba comida. Eso sí, como se les cayera un diente venía el ratoncito Pérez para arrearles un mamporrazo y acabar con sus vidas.

Pero como la vida es muy sabia, aquellos pobres muerdeuñas terminaron agudizando el ingenio y en sus escasos ratos libres inventaron el cortaúñas (más parecido a los alicates pero cortauñas al fin y al cabo), lo que les sirvió para hacer su trabajo más llevadero. Sin embargo ahí no quedó la cosa, su aprendizaje en el arte de la elaboración de los cortaúñas les valió para inventar la navaja toledana, muy útil para quitarse la mierdecilla entre las uñas después de comerse un buen pedazo de chorizo de mamut, y para cuya conservación jamás ha de ser limpiada. Su domino de los metales fue tal que al final hicieron una superespada con la que cortaron la cabeza de todos aquellos bestias que los obligaban a arrodillarse a sus pies para cortarles las uñas.

También inventaron otras herramientas

Y según fuentes poco fidedignas pero al fin y al cabo fuentes, cuenta la leyenda que esa espada, más conocida como Cortauñas en honor a sus creadores, fue enterrada por un antiguo rey en un profundísimo agujero, que taparon con millones de piedras y arena para que nadie pudiera encontrarla, porque quien lograse empuñarla acabaría a base de bien con la injusticia en el mundo. Es solo una leyenda pero ahí queda la cosa.

31 comentarios:

Ana dijo...

Por diós que "asco de entrada",jejejeje
Solo de pensar en la de mierda que tendrían en las uñas, me dan arcadas...

Este post, lo tienes que compensar, nos traumatizas al explicar con tanto detalle,jajajajaja

Besitos

Inagotable dijo...

Juas, estoy con Ana, además de que las fotos incrementan la sensación de asquito.

Yo me hubiese dedicado a cortar dedos, la cosa hubiese acabado rápido.

marijose dijo...

Chasky!!! ¿Tú que le pones al cafe del desayuno? xDDDD

Las fotos... ¡ewwww! asquito, asquito. Eso sí, me he reido mucho :-P

Girl From Lebanon dijo...

Por qué darán tanto asco las uñas???? puaj..

bss!!! y buen dia ;)

SOMMER dijo...

La madre que te parió.... que bueno¡¡¡¡¡

Rosenrod dijo...

Impresionante teoría... y para mí, que es cierta.

Solindonga dijo...

Dios mío. Me encantan profundamente tus reflexiones. Es más, me encanta que en tu tiempo libre pienses en estas cosas.

Joder. Creo que si nos tomásemos un café juntos saldrían unas conversaciones de la hostia.

Lara dijo...

Aquí si que se aprenden cosas y lo demás es tontería, jajaja....
Por cierto, yo de pequeña me las comía, jajaja...

pumuki dijo...

mmm... yo.... esto.... que.... claro....
ME HAS DEJADO SIN PALABRAS!!!!!

Martha dijo...

Puag, puag y requete puagggg!

(Pensándolo friamente, yo voto porque cada uno llegaría a sus propios pies...Si lo tenían que hacer desde pequeños, desarrollarían la flexivilidad de la espalda...y no la perderían porque el entrenamiento era contínuo a lo largo de sus vidas, no??) :P

Sandra dijo...

Estoy convencida que tienes algún tipo de trauma con las uñas de los pies jajajaja.

si, bwana dijo...

Es el estudio más interesante que he leído en todo lo que va de año.
Yo pensaba que el problema de las uñas de los pies lo arreglaban al estilo de monos quitándose los piojos, pero esta teoría me parece mucho más creíble.
Mis más sinceras felicitaciones.

An dijo...

yo pienso que se terminarian rompiendo de puro asco...o estarian duras como piedras y serian ideales de la muerte como arma. SAúdos e apertas

Maitasun dijo...

Aiiinss, jejejejejjejejeejjeje, me ha dicho un compañero de otro departamente que que estoy leyendo, y que fotos veo.. que que asquito!!!

Un besote!!!!!

Artabria dijo...

Yo creo que usaban piedras......XD, al estilo de una piedra pomez, pero a lo bruto....

carmncitta dijo...

juaaaaaaaa

yo soy más de pensar que como andaban descalzos, se les iban limando...xD

Anónimo dijo...

que guarrros pero que se le va a hacer en esa epoca no habia mucho de nada, buena teoria
besos lady
p.d-http://abcspace.co.cc/wp-content/uploads/2009/07/unacas.jpg

mira esta imagen a ver que te parece jajajja la verdad es algo asqueroso

Rake dijo...

Que ascazo de foto la de las uñas esas picudas!! Diooooz!! jajja!!

Chasky dijo...

Marijose: Le pongo un poquillo de azúcar, vamos, estoy casi seguro que es azúcar.

Solindonga: Tomando un café se me va la cabeza pero cuando más se me va es mientras estoy currando, le cuento unas chorradas a la compañera que tengo al lado que debe pensar que estoy como una chota.

Maitasun: Dile que lees artículos sesudos sobre la historia de sus antepasados.

Lady: La tía de la foto no sé cómo puede sobrevivir, si con esas uñacas es imposible sacarse los mocos.

Gaz dijo...

Bueno no hay que descartar que hubiera trogloditas pedicuras no? :)

http://elaullidodelanada.blogspot.com/

Juanjo dijo...

¡Qué uñacas! jejeje

Saludos Chasky!

Herel dijo...

¡Na! las uñas de los pies se las arrancaban y hacían puntas de lanza, hasta que descubrieron el sílex. Luego ya sólo las usaban como púas de guitarra.

LoQueVen dijo...

¡Madre mia! pero que ocurrencias.. Yo pensaba que como eran animaluchos, pues hasta les vendria bien tener buenos mejillones para pelear,jejeje y cuando ya las tuvieran muy largas se les romperian y fuera.

MYG dijo...

:)))

ese tipo de herramientas son las que necesitan algunas mujeres para arreglarse las uñas, y mira que uñas.

Uff!!

Saludos.

tishta dijo...

yo me quedo con que lo mismo, y no es por chafar tu historia, no les hacía falta, por lo del desgaste y eso, esas cosillas del no llevar zapatos. Ahora, como teoria es buena

chapete dijo...

Ostras, que teoría más chula!!! Nunca me ha dado por pensar en como se cortaban las uñas en la antigüedad, pensaba que las utilizaban como armas blancas

en las nubes dijo...

madre mi aque ascazo de foto jajaja crazy me dejas!!! kiss

Edel dijo...

Mi teoría: se las limaban con una piedra.

Satie dijo...

Magnífica hipótesis, digna del NatGeo. Aunque creo que un eslabón perdido de los primeros todavía anda suelto por ahí, mordiéndose las uñas de los pies por los rincones.

Bocaseca woman dijo...

Lo que me he podido reír con la entrada! Yo me quedé a mitad evolución, porque uso unas tijeritas de esas...

Anónimo dijo...

He llegado aquí al hacerme esa misma pregunta. ¡Genial exposición!