domingo, 10 de mayo de 2009

Abonando las macetas del parque


Antes de nada, y por muy insólito que parezca, quiero decir que todo lo que a continuación vais a poder leer es cierto cien por cien, me encontraba en perfectas condiciones mentales en ese momento, no llevaba ni una gota de alcohol en el cuerpo ni ninguna otra sustancia que nublara mi entendimiento.

Hecho este preámbulo, pongámonos en marcha…

Venía el viernes tranquilamente del metro a eso de las once de la noche rumbo a mi casa, un poco cansado por el ajetreo de la semana, así que se podría decir que iba pisando huevos. Para llegar a mi casa tengo que cruzar un bulevar en el que a parte de columpios para niños y viejos (máquinas para hacer ejercicio que por cierto de vez en cuando utilizo), también hay algunas mesas para jugar al ping-pong (que también frecuento de vez en cuando). Y justo cuando pasé había cuatro niños de unos diez años jugando en una de las mesas (dos jugando y otros dos esperando su turno), en eso que dice uno de los que estaban esperando: “Ufffff, me estoy cagando…”. Los otros no dijeron nada pero el chaval iba en serio: “Es que no puedo aguantar más”. Y vaya que si iba en serio: “Uffff, voy con el disfraz de abeja”. “¿Ein?”, “sí, con el aguijón en la punta”.

Así que el niño, ni corto ni perezoso, se bajó los pantalones (mientras yo reducía el ritmo más aún porque no podía dar crédito a lo que estaba viendo) y puso el culo en una de las macetas como las de la foto.

En ese momento los amiguetes se empezaron a descojonar de la risa, uno directamente se tumbó en la mesa de ping-pong tronchado porque no podía reír más, yo seguía con los ojos como platos y reconozco que una sonrisita se me escapó. Al final el niño, como mucho en cinco segundos, terminó de cagar, limpiándose el culo con una hoja de publicidad que habría encontrado por allí (se notaba que tenía recursos, incluso dudo que haya sido la primera vez que pare mulatitos en la calle). Pero los chavalillos, incrédulos ante lo que había hecho su amigo, fueron a ver si verdaderamente había abonado a la planta, y por lo visto así fue, porque nada más mirar se volvían a tirar por los suelos de la risa.

La verdad es que tuve la tentación de ir el día siguiente a ver si seguía allí el mojón, pero como no me pillaba de paso, siento deciros que os habéis quedado sin foto del muñequito. En su lugar, voy a poner esta de Maya en posición de ataque.

30 comentarios:

Ana dijo...

Jajajajaja....no se si recriminar la defecada situación o alabar la imaginación del chaval,jejeje :D

Hombre, si el pobre no aguantaba, por lo menos usó una solución ecológica,jajaja :D

Besitos y buen fin de semana

potsis dijo...

Pues que quieres que te diga, no me hace gracia. Bastante tengo con soportar las cacas de perro que tanto abundan por las calles en las que vivo. Es fin que cosas.

Por lo menos no has sido tú, que tal como empezaba e post me hacías temer lo peor.


Un saludo.

Pablo dijo...

Como dice "potsis" yo también creía que habías sido tú, ha sido una gran decepción. Ese niño parecía ser ya un veterano en estas cosas, un auténtico superviviente en el ambiente urbano... y encima abona las macetas macho, lo ha hecho por las plantas.

Brie dijo...

yo también pensaba que eras tú :D y el comentario que tenía en mente era referido a tus esfínteres, pero me lo guardo para la siguiente ocasión :D por cierto, el chaval, qué concienciado con el medio ambiente, no? ;p

Sand dijo...

Jajaja... Un poco de abono no les vendrá mal a las plantitas... jajaja

Nunca había oído la expresión de las abejas, ¡¡qué gracioso el niño!! :)

Saluditos

Mikhon dijo...

No lo entiendo, la gente critica tanto a los dueños de los perros porque estos hacen sus cosas por la calle y cuando es un crío el que mea o caga en mitad de la calle nos morimos de risa. Si al menos lo hubiera recogido y tirado a la basura como hay que hacer con la mierda de perro (ya que si no te pueden multar)

Belén dijo...

La madre de dios, jo que cosas mas divertidas te pasan...

Besicos

Lara dijo...

Después de las cosas que he visto me lo creo, jajaja....
Lo que me extraña es que tú no volvieses al día siguiente, aunque no te pillara de camino, cámara en mano, jajaja..

kabukimen dijo...

No lo iba a contar pero da igual vamos alla.
Hace unos años en una de nuestras sesiones frikis estabamos en casa de un aigo (cotopolis) y un de los invitados sin una gota de alcohol sin ir drogado y ya mayorcito, nos propuso jugar al juego del mojon, no entendiamos nada y le dijimos que se explicase, el chaval se bajó los pantalones en medio del salon y dijo: mira me estoy giñando el juego consiste en hacer asomar el mojon pero impedir que caiga volviendolo a meter para que no caiga al suelo , evidentemente solo jugo el llevandose un puro monumental del colega dueño de la casa. Yo de poco me asfixio de la risa, Esto es cierto 100 %.

carmncitta dijo...

puaj...

carlota. dijo...

Jajajjajaja, lo del niño es muy fuerte , pero lo que cuenta kabukimen eso es de juzgado de guardia jajajjajaja, que guarro.

Tracy Lord dijo...

Habrá que ver si a la planta le resulta beneficioso el desecho orgánico, jajaja. Yo he visto bastantes veces a niños ir detrás del seto -lo más socorrido- o detrás de un árbol... pero que yo sepa, para mear solamente...

Jose dijo...

Pues si, la verdad es que por la "naturalidad" con que lo hizo, no debia ser primerizo...

La cuestion es que normalmente cuando eres niño y vas al parque, no suele estar muy lejos de casa. Y en estos casos, una carrerita y solucionado. Asi que me da, que el niño ademas, tenia un punto de provocador para hacer eso.

Chasky dijo...

Potsis: En mi barrio daría lo que fuera por lo que algunos dueños de perros pusieran a cagar a sus mascotas en estas macetas, porque no sabes tú la cantidad de mierdas en medio de la acera que puedes llegar a ver.

Kabukimen: Tío, pero escribe eso como dios manda y publícalo en tu blog.

Jose: Yo creo también que el niño ya sabía lo que se hacía, y como tú dices seguro que vivía por allí cerca así que lo haría por dárselas de chulito delante de sus amigos.

pumuki dijo...

pues chico, yo me he reido, pero contigo, porque tener que vivir esa situacion!! me habría encantado verte la cara!! jejejejeje......
-------------
posiblemente viviria cerca, claro que si, pero ya iba disfrazado, y todo niño que se precie ha aprendido de los adultos que se pueden hacer esas cosas en el parque, porque a todos nos han puesto a mear al lado de un arbol... y él intuyo que no le daba tiempo y que cagar tambien. y menos mal que por lo menos lo hizo en la maceta y no en la calle...
ala, no quiero saber nada de la cara del jardinero... jodo floro, pobrecico!

dezaragoza dijo...

Pues bien que hizo el chaval. Se nota que es listo el chico.

Laura dijo...

Lo que no te pase a ti... Yo de los niños de hoy en día me espero de to.
Besos.

Lupita dijo...

Bien, alguien a quien le pasan cosas surrealistas... he de decir que yo también pensé al leer el título que el protagonista ibas a ser tú, pero la verdad me alegra no sea así, je, je...

+Venus Doom+ dijo...

al principio me ha hexo gracia, pero luego los comentarios me han hexo reflexionar y hasta me he cabreado: es verdad joder los niños de hoy son unos maleducados.... aunque lo del disfraz de abeja ya es pa mear y no exar gota je je nunca mejor dixo

Chasky dijo...

Tranquilos que yo no sería de bajarme los pantalones en medio de la calle para echar un tordo.

Muy mal tendría que estar para hacerlo.

Bala Perdida dijo...

Lo del tío que cuenta Kabukimen es mil veces peor. Ese sí que era un cafre!
El niño, primero, el pobre se cagaba vivo, no tenía otra solución, segundo, técnicamente no obró en la callé sino que se molesta en hacerlo en una planta (nadie va a pisar ahí, seguro).

A mí no me parece mal del todo como medida de emergencia, otra cosa es que lo tome por costumbre en plan "hombre, voy a echar un pino" y lo haga en cualquier parte.

La gran pregunta es...

¿Qué hubiéramos hecho cada uno de nosotros? Mi respuesta: llegar a un bar como hubiera podido... (sí, los quecos y yo juntitos ya. El niño en eso es más avezado pero sinceramente, sería incapaz de hacerlo en plena calle. Me pilla el coche de GoogleMaps seguro!!, jajaja).

Rake dijo...

Que fuerte me parece todo, pero que hacian unos crios a esas horas por ahi!!! jajaja!!
Aish, si es que si le vino el apreton al muchacho... y si se iba igual perdia el turno.... xDD

Sandra dijo...

Joe y eso q son crios, no quiero pensar la educaciòn q tendran cuando sean adultos.

Mary Lovecraft dijo...

Pues pienso como Ana! si el pobre no pudo aguantar ¡demasiado que lo hizo en un macetón! que mira que todavía hay gente (muchíiiiisima) que pone a cagar al perro (los pobres no tienen culpa) en medio del acerado y los sinverguenzas tan panchos esperando a que el animalito termine...para seguir su camino por donde iban y sin doblarse, oiga!

un besazo Chasky ¡por un momento creí que te pasó a tí como estabas chunguillo de la barriga!

que tengas muy buen inicio de semana!!

Mara dijo...

jajajaja! Ay que ver! pues yo no apruebo lo q hizo el chiquillo y tpco q no hayas puesto la foto! jajaja Besos Chasky!

minel dijo...

Jejejee... llevas unos días ligado a estos fenómenos escatológicos... ten más cuidado y mira dónde pisas... lo positivo es que todo el abono será natural, jajajaa...

Saludos,

Elisabeth dijo...

jajajaja estos niños son lo mejor de lo mejor q se hace caca pues aqui mismo q mas da jajajajajaja


besitosssss

Pegotito dijo...

Que bueno!!! para mí la expresión más gráfica que existe para definir esta situación es tengo el mojón curioso, lo oí en una película mientras el protagonista de la historia sacaba levemente la lengua.

Hada Azul dijo...

jajajajaja... no se yo lo que haria en la situacion del niño, supongo que entraer en algun bar, aunque odie sus baños o algo parecido.. y en la situacion de los amigos te aseguro cien por cien que me descojonaría, aunque pobre niño... :P

besitos

Satie dijo...

¡Toma ya! eso es espontaneidad y dar rienda suelta al cuerpo.