domingo, 28 de octubre de 2007

La plaza de la vida y la muerte

Estábamos a mediados de los años 80, llegaba a casa después del colegio, hacía corriendo los deberes, rápidamente me calzaba mis zapatillas, cogía mi balón y me largaba a jugar un rato al fútbol o a las canicas. Eran días felices, en el colegio me lo pasaba bien, me gustaba aprender y tampoco necesitaba esforzarme demasiado, de forma que no era un suplicio pasar gran parte del día allí metido. Por otro lado el colegio estaba a 1 minuto de mi casa y salíamos a jugar a la plaza en el que estaba situado.

Pero dicha plaza era la cara por la mañana y la cruz por la tarde, además la cruz se iba haciendo cada vez más grande según avanzaba el día, por la noche era mejor evitar la zona. La plaza y un pequeño callejón cercano con un jardín pelado se llenaban de zombis, merodeadores de las sombras, apestados de la sociedad que encontraron un lugar en el que saciar su sed de heroína, una plaza en la que horas antes un grupo de niños la llenaban de ganas de vivir.

Siempre recordaré las advertencias de mis padres de que no me acercara a los drogadictos y que no tocara las jeringuillas que a veces nos encontrábamos. He de decir que no vivía ni vivo en ningún barrio marginal, es simplemente un barrio de gente humilde y trabajadora, pero en aquellos años 80 la droga enganchó a una generación de jóvenes. Faltaba información, se quería vivir a tope, había ansías de rebeldía y algunos cayeron en la trampa. Muchos de aquellos yonkis murieron, otros siguen vivos aunque no podrán borrar las secuelas de aquellos días en los que se pinchaban en la plaza de mi barrio. Pero a pesar de las advertencias yo no sentía peligro en ellos, nunca se metieron con ninguno de los críos que jugábamos al fútbol, de hecho en alguna ocasión nos pedían la bola para dar unos toques, dos o tres como máximo puesto que se tambaleaban en sus patas de alambre terminadas en zapatillas J’hayber.

Me pregunto si habría acabado como ellos si en aquella época en vez de tener 7 u 8 años hubiera tenido diez más, nunca lo sabré pero lo que sí tengo claro es que nadie estaba a salvo del peligro de la droga. Por eso este post de reconocimiento para aquellos pocos vecinos que lograron salir del agujero y consiguieron rehacer su vida.

23 comentarios:

Modesto dijo...

Vaya, que profundo... Me ha gustado muchisimo :)
Eso mismo parece ser que ha pasado en mi pueblo y alrededores... Como sabes, la ría de Arousa es una importante zona de narcotráfico... Y causó estragos, de hecho salió un reportaje en el programa este raro de la 2 que emitían antes, y se dijo por ejemplo que la mitad de las personas nacidas en el año 68 en Villanueva de Arosa murió por adicción a las drogas o algo relacionado con ellas...
Aplaudo, como tu, a todos aquellos que lograron salir de ese mundo y han rehecho su vida :)
Un abrazo ^_^

Lady_Drawlight dijo...

Tu plaza es la plaza de muchos de nosotros. Al atardecer mi madre me llamaba y volvía a casa de la mano de mi hermano ajena a lo que minutos después allí acontecía. Qué visión tan diferenre,¿verdad? Qué camino maldito tuvimos que recorrer algunos de no saber qué era la droga (eso tan malo) a llegar a enterrar a tus propios amigos. Vida perra, pero vida, Chasky, y que nos dure mucho guapo, besos.

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

No sé lo que habría pasado si hubieras tenido más años... quizás habrías tenido la suficiente cabeza para no caer... después de todo quizás la reina no sea ya la heroína, pero tiene sustitutas y gente a nuestro alrededor que sigue cayendo en ellas... :-(

Sumo mi reconocimiento al tuyo.

Un besazo.

Musi dijo...

no hace falta ser de un barrio marginal para ver esa realidad, están en todos lados.

creo que es de los peores males que le pueden ocurrir a uno en la vida, porque es tan dificíl escapar de esa muerte que asusta

yaves dijo...

Tu barrio pudiera haber sido perfectamente el mío, quizás lo sea, es un buen reconocimiento, mis padres me decían que no tocara jeringuillas ni condones en el parque..
bessos

Brie dijo...

Yo, no sé si por suerte o por desgracia, porque estas cosas nunca se saben, siempre he vivido bastante alejada de esa realidad. Y es cierto que la droga atrapa al más pintado, así que me alegro que no te atrapara a tí :D

Bego dijo...

No creo q hubieras caido Chasqky, sinceramente lo digo, no por halagar, si es q pueda sonar a halago...

Por lo demás, siguen encantandome estos posts tuyos y además que siento mios, oyendo las cnaicas chocar, la musica de Los Mundos de Yupy o de Barrio Sesamo saliendo de alguna ventana y un profundo olor a bocadillo de chorizo

Rake dijo...

Ains! Mira que me gusta cuando escribes temas de estos! Solo leyendote este tiempo yo afirmaria que no hubieras caido!
Eso que describes por desgracia se ve en todas partes! :S
besillos

Kay dijo...

Yo a esa edad no me enteraba de nada...es más, no me acuerdo de nada y va en serio. Me gustado tu post, ójala esas personas hayan salido adelante.

Un beso Chasky

Lara dijo...

Me he sentido reflejada con tu historia. Mis amigas y yo jugábamos enfrente de personas como las que tú dices. Jamás tuvimos ningún problema con ellos, siempre se comportaban correctamente e incluso, igual que tú, alguna vez han jugado con nosotras. Lo último que sé de ellos es que unos están muertos y otros en la cárcel, muy triste...
Besos.

pez dijo...

Tanta información como ahora no había pero también entre los que se iban enganchando se veia como estaban terminando otros.

Es como ahora que vale no se meten picos pero las consecuencias son las mismas y la gente se sigue enganchando.

Que hubieses caido o no, si hubieses sido mayor todo depende de la cabeza que uno tiene uno para saber elegir.

PeterPsych dijo...

Nada más he comenzado a leer me he imaginado lo que ibas a decir. Tema incomprensible este de la heroina, porque dejan que se distribuya tranquilamente. Y no es que mate, no: literalmente consume a la gente, se los traga, los deja más chupaos que un polo.
Es terrible.

alex - miespejo.wordpress.com dijo...

Todo el mundo se hace así alguna vez esa pregunta, pero todos somos una consecuencia de nuestras circunstancias y solo la que ocurre de todas las posibilidades es que importa.

Chiripitiflautica dijo...

me ha encantado el post... has descrito perfectamente aquellos años en los que por desgracia la muchos de 17, 18 años calleron en las droras... era otra epoca en la que todavia existian temas tabu... de los errores se aprende y hoy esos temas estan a la orden del día
un besazo guapo

Los cuernos del Moises dijo...

Recuerdo perfectamente esos tiempos, y a los que se fueron, y a los que sobrevivieron pero que al final la mayoría se han ido también o están presentes en cuerpo pero su mente está muy muy lejos...todavía podemos ver por nuestras calles caminando a las "secuelas" de aquellos tiempos y que nos recuerdan los errores de aquella época que en muchos casos siguen siendo los mismos de esta pero con otro nombre

carmncitta dijo...

Enfrente de mi casa hay también un parquecillo y cuando yo era peque había algunos yonkis. Ahora ya no, solo fue una época.
Es un tema complicado,la droga como tu has dejado ver en el post no es un problema solo individual, sino de la sociedad al completo.
Un primo segundo de mi family cayó y nunca se ha recuperado del todo, ni toda la ayuda del mundo puede solucionar el problema.


muaks

Hasta los cojones. dijo...

Yo también crecí en un barrio marginal al que no podíamos bajar a la calle a jugar por miedo a que nos atracasen. Toda una infancia metido en casa.

Un abrazo.

Cat's dijo...

malditas realidades...

Miel dijo...

Ahora casi no se ven yonkis pero si existen y cada vez mas alcohol, porros y cocaína. Cualquier cosa que nos cree una dependencia es jodida, vastante tenemos con el dinero y las mujeres

Pat dijo...

Entre gente conocida siempre nos hemos preguntado como hubiéramos acabado en el Madrid de los 80, porque hay una línea muy fina de no retorno.
De todas maneras hoy en día circula tanta mierda que el problema de mañana van a ser el aumento de enfermedades mentales por toda la mierda que nos metemos dentro.

alex - miespejo.wordpress.com dijo...

Mi propia madre fui victima de aquellos acontecimientos..

Siner dijo...

Información es lo que faltaba en aquella época. Información para poder decidir sin prejuicios lo que quiero hacer con mi vida y con mi cuerpo, el que quiera claro, pero que no caiga el resto por que es guai y no saben las consecuencias. Faltaba información y falta calidad. Si la droga que se meten y se metian todos estos desgraciaditos fuera de calidad y no estuviera adulterada con miles de productos químicos para que sea rentable jugarse la prisión por traerla o venderla...entonces la cosa sería distinta. La sobredosis a un yonqui le da cuando se mete droga más pura de la cuenta. Cada día tienen que jugar con la dosis dependiendo de la calidad de la droga...ni os imagináis lo que hay dentro de un tripi o de una pastilla...En fin creo que no opinaréis igual que yo, pero abogo, por salud y por el respeto a la libertad individual por la legalización de todas las drogas.

Chasky dijo...

Estoy de acuerdo contigo, se deberían legalizar las drogas, que éstas fueran de calidad y a la vez informar sobre las consecuencias que tiene su consumo de manera abusiva.

De hecho creo que el alcohol y el tabaco también se consideran drogas y se comercializan sin problemas.