miércoles, 22 de agosto de 2007

Caperucita Remolacha IV

- Quién será, vete a ver Caperucita mientras yo cierro la puerta y pongo el armario donde antes – señaló el Lobo.
- Muy bien. ¡Hostias Lobo que es el Cazador! ¿Qué hacemos?
- No sé, se me ocurre algo, guardemos a la Abuela en el armario. Ahora yo me meteré en la cama y me haré pasar por ella fingiendo estar malo, espero que funcione, vete a abrir mientras yo me quito la ropa y me meto en la cama.
- Buenos días Sr. Cazador – dijo Caperucita al Cazador mientras le abría la puerta.
- Hola muchacha, ¿pero qué haces tu aquí? – dijo el Cazador oliéndose que podía estar allí porque había visto la furgoneta aparcada en la puerta.
- Es que aquí es donde entrego mis remolachas a cambio de un dinerillo.
- Ahhh, entiendo y ¿podría ver a la Abuela? (de la que no se fiaba mucho últimamente y sospechaba que podía estar metido en algún negocio ilegal).
- Esto, pues, mmmmm, sí, supongo que sí, es que está pachucho en la cama.
- Bueno es igual, no tardaré mucho, sólo quiero hacerle dos preguntas.

Llaman a la puerta y a los 30 segundos se oye al Lobo decir que pasen, al entrar se le encuentran asomando solo la cabecita de las sábanas y con un gorro de dormir en la cabeza.

- Buenos días Cazador, ¿qué hace usted por aquí? – intervino el Lobo cortésmente.
- Hola Abuela, pues nada, pasaba por aquí y digo voy a hacerle algunas preguntillas pero como te veo chungo seré breve. Estás dejando a todo el pueblo sin reservas de Aquarius, ¿qué te traes entre manos? – dijo el Cazador.
- Esto, pues, es que soy alérgico al agua y el Aquarius es lo único que puedo beber sin alcohol – dijo el Lobo saliendo al paso.
- No sé yo, me parece un poco raro pero en fin, hay que ver que enfermedades tan extrañas tenéis algunos, y por qué estás en la cama.
- Pos porque ayer me comí un plato de higaditos encebollados que tenía en la nevera y me debieron sentar mal.
- Hay que tener cuidado con lo que se come, por cierto qué boca más grande tienes Abuela, antes tenías una boca más pequeña – señaló el Cazador notando algo extraño.
- Esto, sí, pues verás, es que estoy participando en el concurso mundial de comer manzanas sin manos y de tanto entrenar se me está poniendo una bocaza que no veas – dijo el Lobo utilizando toda su capacidad intelectual para contar la trola más creíble.
- Sí, entiendo, pero y esas orejas, creo recordar que la Abuela tenía una buena pelambrera en ellas – atacó de nuevo el Cazador.
- Ya sabes, ahora no están de moda las orejas con pelos así que me los he quitado para ver si de vez en cuando pillo cacho que llevo una sequía bastante importante.
- Es cierto, hay que cuidar la imagen, ¿pero y esos ojos no los tenías antes marrones, cómo es que ahora los tienes azules?
- Pues por la misma razón que antes, me he puesto unas lentillas de color azul para parecer más atractivo a las mozas.
- Joer qué bien, ¿pero también te has depilado el pecho? – mientras le levantaba las sábanas. Hostias puta vaya pedazo de tranca que tienes – dijo el Cazador al ver el bicho entre las piernas ya que con las prisas al Lobo no le dio tiempo a ponerse el pijama.
- Joderrrrrrrrrrrr, que pollón – gritó Caperucita que hasta ahora estaba nerviosita por la situación que estaba viviendo.
- Pero tu no eres la Abuela, ella la tiene pequeñita y torcida a la izquierda – dijo el Cazador.
- Un momentín, ¿y tú cómo sabes que la Abuela la tiene pequeña, no estarás liado con ella? – preguntó Caperucita dando de lleno en la cuestión.
- Uppsss, pues lo mismo sí, la verdad es que mantenemos relaciones sexuales de vez en cuando y como en el pueblo está mal visto el tema pues lo intentamos ocultar lo mejor que podemos, aunque yo hago a todo, lo mismo me vale la carne que el pescao pero últimamente el pescao no lo pruebo, no sé cuál es la razón – explicó el Cazador.
- Quizás es porque es usted más feo que el demoño, orejas largas de viejuno y una panza que parece que tiene gemelos en ella – saltó Caperucita.
- Vale, vale, tampoco hace falta clavarse conmigo, ¿pero dónde está la verdadera Abuela?
- Ahí en el armario endrogá hasta las cejas, nosotros no le hemos hecho nada, lo prometemos – dijo el Lobo mientras se ponía los pantalones.
- Está bien, vamos a hacer una cosa, olvidáramos lo que ha ocurrido aquí, ninguno sabemos nada del tema, ¿de acuerdo? – dijo el Cazador.
- Muy bien, estamos de acuerdo – dijeron al unísono el Lobo y Caperucita.

Y así salieron el Lobo y Caperucita de la casa mientras el Cazador se estaba trajinando a la drogada Abuela.

- ¿Y ahora qué voy a decirles a mis viejos si llego sin las pelas de las remolachas? – dijo preocupada Caperucita.
- No te preocupes por eso – dijo el Lobo señalando una mochila.
- ¿De dónde has cogido eso?
- De casa de la Abuela, jejejejejeje, está llenita de billetes, la descubrí en una esquina de la habitación secreta y la cogí antes de cerrar la puerta.
- No me jodas, ¿y sabes una cosa Lobo? Me enamoré de ti la primera vez que te vi cuando te recogí en la carretera pero me encoñé definitivamente cuando vi el pedazo rabo que tienes, y ahora que estás forrado quiero ser tu chica para siempre.
- Y yo quiero que lo seas.

Y allí se pusieron los dos a meterse la lengua hasta la campanilla y toquetearse en medio del pueblo, pueblo que no volvieron a ver porque se fueron a tomar por culo de lejos y vivieron de puta madre y felices gracias a los batidos de remolacha y Aquarius que se metían para el cuerpo.






FIN

17 comentarios:

Rake dijo...

Uy como ha cambiado el cuento!! jaja!!

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Si el lobo aparece con esa moto, a lo mejor yo también me voy con él!
Besos.

DANI dijo...

Joder, he tenido que hacer un intensivo de 3 capítulos seguidos ja ja ja que animal!!!

Lety dijo...

asique....no consuman ¿no? jajajaajaja
Oh!yo quieor un novio como el lobo! drogata,con pelos y con pasta!jjajajaa que noo,que nooo xD
Vaya...yo pensando que cuando el lobo y Caperucita se conocieron,el lobo era el unico que se habia quedado prendado de Caperucita (con prendado de Caperucita,entiendase de las tetillas de Caperucita xD)y resulta que la chica,se enamoró también desde el primer momento... :D
que bella historia Chasky,impactada me hallo!jjajaja :D ...no,ahora en serio...mu buena eh? :)

un besoo!!

Lara dijo...

Un final como tiene que ser, si señor, y... ¡no veas como está de bueno el lobo!!!
Besos.

carmncitta dijo...

Oleeee final felizzz, como a mí me gusta :D

Cél.. dijo...

Un final en toda regla ;)

CaprichosaMafalda dijo...

jajaaja
Así que el lobo un tipo con vista y olfato para los negocios, aunque esten en un rincón eh?. Y Caperucita una chica lista y con sus principios sexuales bien claros: Para ella pollas grandes.
Muy bien, jajajaja. Me gusta.
Y el Cazador... un poco... atontolinao. polis....

pez dijo...

Ooooohhhhhh que bonito siempre me han gustado los cuentos con finales felices.

Jo hasta me he emocionado.

aiyana dijo...

Si levantaran la cabeza los hermanos Grim lo mismo hacían una telenovela

yaves dijo...

si hubiera sido por el dinero, caperu se habia quedado con la abuela, aunq la abuela igual prefiere al cazador..mm quien sabe..yo creo que se va con el lobo por la tranca que tiene, para que luego digan que el tamaño no importa ja
bessos

KAMELAS dijo...

Gran historia .. tiene sexo, drogas ... solo te ha faltao el Rockanroll para que se convierta en un clasico e la literatura infantil !!!

Javi dijo...

Que bonito fin para esta historia de amor! No recordaba el cuento exactamente así pero para estas épocas mucho mejor así!

Hasta los cojones. dijo...

Ya conocía yo esta primera versión del cuento. La sociedad y los tiempos en que vivimos transformaron una obra de arte de la literatura contemporánea en el cuento descafeinao que contamos a nuestros hijos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Pues a mi me parece una mierda de historia... sin ofender eh... es solo mi humilde opinión

Chasky dijo...

Tranquilo señor o señora anónimo, aquí no ofendes mientras las cosas se digan con educación, además no le va a gustar a todo el mundo lo que escribo así que se encaja la crítica negativa sin problemas.

Un saludo y gracias por leer la historia.

Pegotito dijo...

Buenisimo, me lo he leido del tiron porque llegué a yer de lkas vacaciones, me ha encantao!